Lista de artículos con la etiqueta ‘tos’

¿Puedo ayudar a mi hijo a expulsar la flema?

Publicado el 21 de Octubre del 2014 en Consultas

Consulta:

Tiene bastante flema y no sé que hacer hacer para quitarle toda la flema. El dr. le ha recetado MUCOSOLVAN COMPOSITUM ped. y CLORO ALERGAN pero no le pasa la flema, de noche tose bastante y no puede respirar¿ Cómo hago para que expulse la flema o qué remedio casero le doy?

Respuesta:

Las flemas en el lactante son un caballo de batalla para los pediatras y los padres. Resulta angustioso ver que el niño tiene dificultad para expulsar sus mocos. Tosen, tienen arcadas, vomitan, parece que se ahoguen. Ojala supieran escupir, como los adultos. Ya hemos dicho otras veces que los niños no echan los mocos por la boca, a no ser que vomiten. La mucosidad de la nariz sale por los orificios nasales, o bien se desliza hacia atrás, resbala por la rinofaringe y, cuando llega a la garganta, produce tos. La mucosidad de la laringe, tráquea y bronquiolos es expulsada con la tos hacia fuera y llega hasta la garganta. Así tenemos a todas las flemas reunidas en la garganta. ¿Qué hace el niño con ellas? Se las traga o, si le ahogan o tose mucho, las vomita. Esa es la manera que tienen de liberarse de las flemas. La mayoría de las veces no les vemos expulsar las flemas por mucho que queramos, por muchas medidas que adoptemos.

Por esa misma razón, la mayoría de medicamentos que damos suelen ser un poco inútiles. A veces damos medicamentos descongestivos y antihistamínicos, que, secundariamente, espesan la mucosidad, junto con mucolíticos que la aclaran. Ese es el caso de su hijo. Debe de tener también broncoespasmo porque uno de los medicamentos lleva un broncodilatador. En nuestra experiencia, los lavados nasales periódicos, que llegan hasta la rinofaringe, descongestionan y ayudan a desembarazarse de los mocos. Otro remedio es el agua: ayuda a fluidificar el moco sin aumentarlo. Algunas infusiones con miel también son buen remedio. Las medidas posturales también pueden ser útiles. Para disminuir la sensación de ahogo, póngalo semiincorporado y con cojines laterales para que está cómodo. A veces, simplemente elevando el colchón, basta. Si ve que la mucosidad le atraganta, lo puede poner boca  abajo, dándole palmaditas en la espalda. Cuando hay bronquitis, se le puede ayudar a expulsar el moco con palmaditas breves y rápidas, casi vibratorias, desde la periferia hasta el centro del tórax, cambiándole de posición para facilitar el drenaje. Se llama clapping. Otra medida que se puede probar es humidificar la habitación con vahos o vapores de hierbas medicinales. Muchos niños se encuentran más confortables así, aunque a otros les puede molestar. Hay jarabes de hierbas aunque no se deben utilizar balsámicos en niños pequeños porque pueden atontarlos demasiado, o bien inhibir la tos, necesaria por otro lado. Los productos homeopáticos pueden llevar alcohol.

Un recordatorio final: los niños no suelen expulsar los mocos por la boca. La tos es imprescindible para liberarse de ellos. Un niño refriado, suele tener tos. No hay que obsesionarse por calmarla si es blanda y no le impide el sueño. Si el niño tiene mal estado general o sufre un empeoramiento en el curso del resfriado; si tiene fiebre de más de 38,5, y si presenta dificultad respiratoria, deberá visitarlo el pediatra.

¿Es la calefacción buena si el niño tiene tos?

Publicado el 6 de Octubre del 2014 en Consultas

Consulta:

Mi hijo está con tos y la peditra le receto betametasona pero de noche empeora mucho y ahora tiene tos de perro, la calefaccion es mejor o peor por la noche, por el cabio de temperatura que existe de noche, nebulizar con solucion ayuda? Desde ya muchas gracias por su respuesta

Respuesta:

Como indicamos siempre en esta sección, no podemos opinar sobre la idoneidad de un tratamiento u otro, ya que no conocemos a su hijo ni lo hemos visitado. Los corticoides orales de manera aislada suelen estar indicados en laringitis. Ello unido a que nos refiere una tos perruna nos hace suponer que su pediatra pensó en una laringitis. Estamos hablando de suposiciones, como ve. No podemos por tanto saber si mejorará o no con nebulización.

Cuando un niño está enfermo ha de estar confortable. Si tiene frío o calor excesivo, se estresará y podrá incluso empeorar. Se ha de buscar una temperatura óptima en la que el niño esté cómodo. La calefacción no ha de servir para poder ir de manga corta por la casa. Agobiará al niño y resecará en exceso el ambiente. Dependiendo del tipo de calefacción, de cómo sea la casa y del frío que haga fuera, a veces se puede apagar durante la noche o bien dejarla al mínimo. Además del frío o calor excesivos, los cambios bruscos de temperatura también pueden empeorar al niño. Hay que ventilar la habitación, evitando las corrientes. Descuidarse de abrigarlo cuando se va enfriando progresivamente la habitación también hará que se enfríe el niño.  La sequedad y la humedad ambiental excesivas son factores que pueden agravar un padecimiento respiratorio. Cuando el niño padece una laringitis aguda con estridor y dificultad respiratoria, mejora al inhalar aire frío, pero éste se utiliza a veces como prueba de estimulación de hiperreactividad bronquial, en el diagnóstico de asma.

Como habrá visto, hay tantas posibilidades que lo mejor es que actúen con su sentido común de padres y busquen la mejor manera de que su hijo se encuentre cómodo y relajado en lo posible.

Para padres y madres suscribe los principios del HONCode, un código ético y de confianza para la información relacionada con la salud y la medicina en la red. Este código establece claramente que las páginas web tienen que dar la información sobre salud como un soporte, pero en ningún caso de manera sustitutoria.

Lo dice el HONCode y nos parece que es la forma más respetuosa de proceder con los padres y madres y sus hijos, no podemos pronunciarnos sobre casos específicos. Deseamos que nuestros consejos le sirvan como guía de tipo general, pero si hablamos de una persona en concreto, con su casuística particular, la visita presencial se hace imprescindible.

¿A qué se puede deber la tos nocturna?

Publicado el 26 de Junio del 2014 en Consultas

Consulta:

Mi niño tiene 1 año y 3 meses y desde que tiene 8 meses sufre de constantes crisis de tos por la noche cuando duerme me llama mucho la atención por que siempre es a las 11pm y es una tos seca que se escucha con fuerza hasta el punto de llegarle a provocar vomito como que le da asco, ya lo he llevado a consulta con pediatras y el me pregunto muchas cosas sobre padecimientos del niño desde pequeño, el bebe padecio de reflujo y el doctor me dijo que los niños que padecen de reflujo luego tienen problemas respiratorios. El caso es que ya estoy angustiada el niño ha tomado muchos medicamentos de todo tipo el ultimo doctor le he mandado tratamiento hasta de 3 meses y aun sigue con los mismos padecimientos por que el le habia detectado rinitis alergica yo segui con todas sus indicaciones y no veo mejoria. No se a que especialista llevarlo si a un neumologo o alergologo.

Respuesta:

Su hijo tiene poco más de un año y tose por las noches y padeció reflujo. Eso es lo único cierto que sabemos. Como no lo conocemos, nos es imposible opinar sobre su padecimiento. Tampoco nos refiere el/los tratamientos que ha ido llevando.

Sin embargo, quizás le pueda servir de ayuda una relación de causas posibles de tos nocturna, que por supuesto, no podemos adjudicar a su hijo, pero sí orientarla o tranquilizarla.

La tos de predominio nocturno suele ser como la que usted describe. Podremos   llamarla tos espasmódica

La causa de tos nocturna más frecuente a la edad de su hijo suele ser la hipertrofia adenoidea. Se produce un escurrimiento nasal posterior, que resbala por la faringe hasta la garganta. Se produce un estímulo de tos para liberarse de la mucosidad e impedir que vaya a las vías respiratorias inferiores. Durante el día, el niño va tosiendo pero puede pasar bastante desapercibido, sin embargo por la noche, cuando el niño duerme, el moco se va acumulando hasta que llega un punto que provoca un acceso de tos súbita, violenta y que puede llegar a producir vómito.

La alergia también puede provocar una tos espasmódica de predominio nocturno. Seca y fuerte. Podría ser el caso. No obstante, es difícil diagnosticar a esta edad de rinitis o asma alérgica, pues el sistema inmunitario del niño es aún muy inmaduro.

Las bronquiolitis de pequeño pueden dejar como secuela una hiperreactividad bronquial que puede manifestarse en forma de bronquitis o solo con tos espasmódica. Las infecciones virales suelen dejar como secuela tos espasmódica que dura dos semanas. Si tenemos en cuenta que los niños cogen muchas infecciones, lo más habitual es que tosan frecuentemente durante el invierno.

La exposición al humo del tabaco tanto durante el embarazo como posteriormente causa también una hiperreactividad bronquial, con tos y bronquitis repetidas.

El reflujo gastroesofágico es uno de los factores causales de crisis de broncoespasmo y tos espasmódica nocturna. A pesar de que el niño mejora externamente de su reflujo con la introducción de la alimentación espesa y sólida, puede tener reflujos nocturnos que no se aprecian externamente, solo con diferentes pruebas funcionales que se realizan en hospital. Estas pruebas suele indicarlas el neumólogo o el alergólogo indistintamente.

Asimismo, el frio y la humedad también pueden ser el origen de  tos nocturna.

Como ha podido comprobar dentro de las más habituales, hay muchas causas que son origen de tos en los niños. No le citaremos más. Sin embargo, hay algo que nos gustaría transmitirle porque es muy importante: si el niño no tiene dificultad para respirar, si no ha tenido que ir de urgencias porque se ahoga, si come y se desarrolla bien y está alegre, es muy posible que no tenga nada grave aunque tosa frecuentemente  e incluso vomite.

En ocasiones, los pediatras, si vemos al niño bien, aplicamos tratamientos según protocolos (ya hemos hablado de ellos en otras consultas) y derivamos al niño al especialista si observamos que se deteriora su estado de salud o tiene un cuadro claro de alergia y no responde bien al tratamiento pautado. Pero, en general, en nuestro medio, solemos derivar a neumólogo o alergólogo dependiendo de la clínica del niño. En los menores de 3-4 años, es difícil de separar bien lo que es exclusivo del neumólogo y lo que es más competencia del alergólogo, de forma que confíe en su médico, hable con él de sus dudas que es quien conoce a su hijo y ha hecho la revisión presencial.

Nueva consulta: congestión nasal y tos recurrente

Publicado el 20 de Enero del 2014 en Consultas

Consulta: Tengo una niña de 13 años que ha estado padeciendo ya hace mas de dos meses congestión nasal y tos. Hace año y medio le quitaron las amigdalas por infecciones recurentes y niveles elevados de estreptolisina en sangre (400) en la casa donde vivíamos había mucha humedad y según el médico eso tambien colaboró con todo el cuadro. Como a los seis mese volvió a enfermarse y el medico le dejó antibiótico y algo para la alergia pero ya hace varios meses que tiene la nariz tapada y una tos recurrente. El lugar donde vivimos es bastante frío. ¿Podría ser una rinitis o sinusitis? Además, el polvo le da alergia y ha tenido seguido dolor de cabeza; y con qué especialista sería mejor llevarla.

Respuesta: A menudo los niños alérgicos tienen infecciones recurrentes en amígdalas. No suelen respirar bien por la nariz, que actúa como filtro, y la respiración bucal favorece las infecciones. A su vez, las adenoides y las amígdalas constituyen también focos de infección. Los pediatras solemos comprobar que coexisten con mucha frecuencia hipertrofia adenoidea y/o amigdalar con rinitis alérgica. En muchos niños a los que se ha realizado adenoamigdalectomía persiste la presencia de mucosidad, tos y obstrucción nasal y luego se les diagnostica una rinitis alérgica. Su hija podría ser uno de ellos. Es posible que la rinorrea, tos persistente y cefalea correspondan a una sinusitis, como usted sospecha. Esta sinusitis puede ser infecciosa, pero también puede ser simplemente una acumulación de mucosidad en la cavidad de los senos paranasales, de frecuente causa alérgica.  Nos dice que es alérgica al polvo. ¿Lo sospechan? ¿Se ha demostrado esta alergia con las pruebas correspondientes? Lo decimos, porque si tiene una rinitis alérgica por sensibilización a los ácaros, y no hay sensibilización a hongos de humedad o a otros alérgenos aéreos, el tratamiento hiposensibilizante se ha demostrado como el más eficaz. Dicho sea con las reservas habituales que siempre exponemos: no podemos diagnosticar un niño que no hemos visitado nunca y del cual lo desconocemos casi todo. Lo que decimos aquí, aunque sean verdades científicamente demostradas, solo son meras suposiciones basadas en lo que usted nos ha relatado. Lleve a su niña al pediatra, pues aunque el clima sea frío y húmedo, no tiene porqué estar siempre enferma, puede ser que su padecimiento tenga solución.

Con respecto a qué especialista llevar a su hija, distinguiríamos dos aspectos: la sintomatología que presenta, las sucesivas enfermedades y trastornos que padezca, pueden y deben ser tratados por su pediatra. No tenemos porqué llevar a los niños a cada especialista, según el tipo de afección que padece. El pediatra es un especialista que está capacitado para diagnosticar y tratar las enfermedades de la infancia. Cuando el pediatra considera que las pruebas que tiene que realizar o el tratamiento a administrar para una enfermedad, no están a su abasto, o duda sobre el diagnóstico de un padecimiento, o bien se ha de valorar una intervención quirúrgica, suele derivar o aconsejar la derivación al especialista correspondiente.

Nos gustaría aprovechar la ocasión para comentar algo sobre las antiestreptolisinas. El estreptococo del grupo A (EGA), causa amigdalitis y escarlatina y otros padecimientos más raros como glomerulonefritis y fiebre reumática. El EGA produce una toxinas o antígenos, las estreptolisinas. El organismo produce contra ellas las antiestreptoisinas, la más común de las cuales y no la única es la antiestreptolisina O (ASLO). El EGA produce otros antígenos también. A su vez, hay otros tipos de estreptococo que también producen estas antiestreptolisinas. Por lo tanto, el aumento de ASLO es bastante inespecífico. Para complicar más las cosas, las cifras de ASLO son más altas en el niño que en el adulto, pudiendo llegar hasta 300 a la edad de su hija. Se le ha dado mucha importancia al aumento de ASLO desde que se pueden analizar, pero su significado no es otro que  “indicio de infección reciente por estreptococo” y nada más. Este aumento puede prolongarse casi en la tercera parte de los casos unos meses, sin que signifique otra cosa que infección por estreptococo. Por lo tanto, no se puede decir que un niño tiene reuma por tener las ASLO elevadas (como se decía antes),  sin tener artritis, ni cardiopatía, ni las alteraciones cutáneas típicas de la fiebre reumática ni la corea (criterios de Jones). Tampoco sirve el aumento de las ASLO como criterio único para intervenir de amígdalas. Actualmente son más fiables los faringotest que son pruebas de diagnóstico rápido para la detección de la infección faríngea por EGA. Los pediatras no solemos utilizar la determinación de ASLO. La indicación de amigdalectomía por infecciones repetidas,  sigue en la actualidad unos criterios consensuados (Paradise): 7 o más episodios de amigdalitis estreptocócica en el último año, o 5 o más por año en los dos últimos años o 3 o más por año en los 3 últimos años. La amigdalitis ha de ser demostrada por cultivo o test rápido, o con  fiebre sin síntomas catarrales y adenomegalias y/o exudado en amígdalas (placas blancas). Hay otras indicaciones de amigdalectomía que ya se han comentado en otras ocasiones; ninguna de ellas incluye las ASLO como criterio. La repetición de amigdalitis no bacterianas no constituye hoy día un criterio para amigdalectomía a no ser que las amígdalas sean muy grandes (hipertrofia amigdalar) y produzcan obstrucción a la respiración y trastorno del sueño con apneas (SAOS).

Bibliografía consultada:

- Claudine Gysin. Indications of Pediatric Tonsillectomy. ORL 2013;75:193–202

- Sharon D. Ramos, Shraddha Mukerji, Harold S. Pine.Tonsillectomy and Adenoidectomy, Pediatr Clin N Am 60 (2013) 793–807

Tos prolongada

Publicado el 5 de Noviembre del 2013 en Consultas

Consulta:

Mi niña, desde los 6 mesos tiene infecciones. Ahora tiene 19 meses y ya tuvo cuatro resfriados en dos meses con recaídas y le recetaron antibióticos de tercera generación. Hasta ahora, sigue con tos y sin poder expulsar las flemas a pesar de que tiene medicación solo mejora un poco y vuelve a recaer. Tengo miedo de que con las infecciones urinarias que tiene y recaídas de resfriados tan fuertes, sus fiebres són incontrolables con los antibióticos tan fuertes; tengo miedo de que se complique su cuadro. A pesar de que pesa 10,500; mi pediatra solo incrementa el nivel del antibiótico.

—-

Respuesta:

Por lo que nos cuenta, podemos resumir que tiene infecciones repetidas de vías respiratorias y urinarias con mucha fiebre. No nos indica el tipo de infecciones respiratorias o urinarias, si han sido graves, si han requerido hospitalización, etc. Ya hemos dicho en otras secciones que el hecho de padecer infecciones frecuentes de vías respiratorias durante la primera infancia, es un hecho común y, en general, no revisten importancia en cuanto al futuro de los niños que las padecen. Es cierto que al ser tan frecuentes, prácticamente “no se limpian” de uno a otro episodio, quedan mocos de los que no se saben liberar, no comen bien y se adelgazan. La fiebre asusta mucho a pesar de que es una defensa del organismo frente a la infección y no es sinónimo de gravedad; si además, cuesta trabajo de bajar, como en el caso de las virosis en las que a duras penas baja a 38, los padres se preocupan y aumenta la angustia. Nos habla de infecciones urinarias. También pueden ser relativamente frecuentes en las niñas. Si son de vías urinarias bajas y la ecografía ha sido normal, su pronóstico es bueno habitualmente, aunque se sigan repitiendo. Como los dos tipos de infecciones pueden coincidir, empeora la salud de la niña y la preocupación de los padres aumenta. Cuando pase un tiempo, es probable que su hija empiece a mejorar, haya madurado su sistema inmunitario, y se defienda mejor frente a los sucesivos ataques. Dejará de ponerse enferma continuamente y solo quedará el mal recuerdo.

Sin embargo, hay una cosa que nos extraña: el uso habitual de antibióticos y además de tercera generación. En general, la mayoría de infecciones de vías respiratorias, incluso bronquitis y neumonías, son de causa vírica, y no precisan de antibiótico para su curación. Actualmente, incluso está en discusión su uso en las otitis, de tal modo que existe un consenso para no utilizarlos en las primeras 48 horas, calmando el dolor y la inflamación con ibuprofeno. Las neumonías se tratan con antibióticos, pues es difícil valorar su evolución y saber exactamente el agente causal, pero en teoría, un porcentaje de las mismas cederían sin ellos. En la inmensa mayoría de los casos en los que hay que utilizar antibióticos, bastará con los comunes. Los de última generación se deben reservar a padecimientos graves, y en general, suelen usarse en medio hospitalario. La infecciones de vías urinarias bajas, también deben ser tratadas con antibióticos comunes, siempre de acuerdo con el antibiograma que se hace al cultivar la orina.

¿Qué puede estar pasando en este caso? Lo más raro: que su hija tenga una inmunodeficiencia, en cuyo caso, las infecciones son francamente graves, y requieren hospitalización, cosa que no nos ha referido. En estos casos, si que se suelen utilizar antibióticos de última generación. Las infecciones además están causadas por gérmenes raros o bien, por gérmenes comunes que afectan de gravedad al paciente. Lo más frecuente: la angustia familiar es tan intensa, y la impotencia de la medicina actual para curar virosis, tan enorme, que se acaba por entrar en una situación de desconfianza mutua, de inseguridad, que lleva a la necesidad de “solucionar” el problema con los únicos medios al alcance, aunque a veces, sean inapropiados, excesivos o inútiles.

Les daríamos un consejo, si el estudio de las defensas de su hija ha salido normal, tengan paciencia y confíen en su pediatra, no quieran soluciones inmediatas, probablemente el tiempo solucionará el problema. No tengan miedo de sacar a pasear a su hija, a jugar al aire libre, no la tengan en una “burbuja” por miedo a que se infecte. Denle abundante fruta y zumos naturales. Los líquidos, las infusiones con miel son un excelente remedio natural para tratar los mocos y la tos.

Bronquitis que no se acaba de marchar

Publicado el 17 de Octubre del 2012 en Consultas

Consulta: Buenos dias tengo un nene de 5 años y tiene alergia desde hace 1 año a acaros y pelo de gato y perro. Hace 4 meses que se esta vacunando cada mes ademas de tomar singulair. Esta última vacuna (21/9/12) al cabo de dos días le empezo con tos y pitos bronquitis. Le he estado dando ventolin 2 dias 3 puff cada 4 h., 2 dias 3 puff cada 6h., y 2 dias 3 puff cada 8h. Ademas de 4 ml de ambroxol para que expulse moco. Cuando tose se escucha mucosidad “despegada” no se acaba de limpiar correctamente. Bebe mucha agua pero aún asi tiene mucosidad. Que debería, hacer pues mañana hara 7 días que le estoy medicando.? Gracias
Respuesta: Gracias por su consulta. Es muy complicado con los datos que aporta poder aclarar la situación clinica de su hijo, y establecer un diagnóstico y un tratamiento acertado. Es imprescindible una consulta medica completa, y, en este caso, además de conocer al detalle los episodios que hasta el momento ha desarrollado su hijo y la historia de este episodio en concreto, son imprescindibles los datos que aportaría la exploración. Auscultando a su hijo se podria decidir si precisa, por ejemplo, seguir usando ventolin. Escuchar la tos e inspeccionar su garganta nos permitiría aproximar si está mas afectado la via aerea superior o es de origen puramente bronquial. Son algunos ejemplos. Lo que sí parece claro que nos expone es que  por el momento no ha tenido fiebre, y que parece que la tos, inicialmente con pitos, se ha ido convirtiendo en más mucosa. Si esto es realmente asi, parece que el cuadro está evolutivamente dentro de lo esperado, y podrá ir retirando la medicación con el paso de los días, aunque es recomendable que se hiciera tras una consulta medica completa, como ya hemos comentado.

En consecuencia, le recomendamos que consulte a su médico.

Asma y enfermedad de tos

Publicado el 3 de Octubre del 2012 en Consultas

Consulta:

Tengo un bebé de 1 año 8 meses y tiene asma, con él siempre he tenido miedo de darle cualquier tipo de medicamento, pero ahora no encontré a su alergólogo. El pequeño ha estado muy bien gracias a Dios pero los hermanos ya están malos de la garganta y con tos y el bebé ya trae tos, no se le oye gorgoreo en los pulmones ni sibilancia, sólo tos, pero no quiero que pase lo de la última vez, que le dio crisis de asma por contagio. Qué puedo hacer? El doctor, la vez pasada, le dio al principio Fisopred, le daré esto, además de su tratamiento normal (seretide, motelukast, loratadina y combivent en caso de tos) para quitar la tos que trae o será necesario darle antibiótico, porque no ha tenido fiebre o algún jarabe para la tos?

Respuesta:

Agradecemos la confianza que deposita en nosotros, pero como ya explicamos en las bases de esta página, nuestra funcion no es sustituir la consulta médica, ya que ésta es la única forma de poder realizar un diagnóstico y tratamiento acertado en cada caso. Nuestra función es responder consultas sobre salud respiratoria  infantil de una forma general y complementaria, nunca sobre situaciones clinicas concretas.

Lo que sí le sugerimos desde aquí es que no inicie ningún tratamiento sin consultar a su pediatra sobre el proceso de su hijo, y con especial cuidado los corticoides como el Fisopred o los antibióticos.

Tos, moco y ronquera

Publicado el 26 de Septiembre del 2012 en Consultas

Consulta:

Mi hija de 3 años, entró a kinder, a la segunda semana le dió gripa y solo le mandaron un mucolitico por 1 semana, pero el cuadro se complicó con infección en garganta y le dieron antibiotico por 1 semana mas, esta es la tercer semana del cuadro y se le escucha ronquera, flema en garganta y presentó fiebre en la noche!, ya estoy desesperado! solo faltó 1 día al kinder en este periodo y claro, el día de hoy se quedó con abuelos!

Respuesta:

Al inicio de guardería, ya lo hemos dicho muchas veces, los niños pueden sufrir un episodio catarral, generalmente vírico, con una frecuencia inusual, comparada a los niños que no asisten. ¡Hasta cada 10 días! Puede ser más o menos serio y tener o no, fiebre. Ëso no quiere decir que haya que tratarlo siempre, y mucho menos con antibiótico. Estos episodios al ser víricos, no responden al antibiótico y éste tampoco evita que coja otro episodio al cabo de pocos días. Así, es normal que los padres se angustien, tanto más, cuando los niños asisten a guardería porque los padres trabajan. Cuando el niño se pone enfermo, los padres han de faltar al trabajo, o los tienen  que dejar con otras personas, lo que añade más angustia. No olvidemos que los padres también se pueden sentir culpables por tener que llevar al niño enfermo a la guardería: Todos apuran un poco antes de dejarlos en casa, y luego, querrían llevarlos otra vez  “cuando estuvieran limpios del todo” , pero no pueden. Más desespero todavía. Por éso le entendemos, Víctor, pero no podemos darle una solución satisfactoria, ni poseemos la varita mágica que haga que su niña no se enferme tanto. Como siempre decimos, si su hija es una niña sana, saldrá adelante como los demás niños.

Ataques de tos por la noche

Publicado el 19 de Septiembre del 2012 en Consultas

Consulta:

Hola. Mi hija tiene 4 años. Hace 3 semanas empezó con fiebre, vómito y tos que no le dejó dormir. Su pediatra le recetó ambroxol/salbutamol, Aminofenazona Bufenina Difenilpiralina y Metrisoprinol. Ella mejoró; pero al terminar el tratamiento por 7 días (no el metisoprinol que sólo fue por 3). Al segundo día (de finalizado el tratamiento)tosía poco por el día y tenía moco. El pediatra recomendó Teofilina/Ambroxol jarabe y Loratadina Felinefrina. La verdad me di cuenta que le di éste último tres veces al día cuando eran dos veces (cada 12 horas). Mi hija hace dos noches tuvo ataques de tos por las noches, durmió muy poco y me decía que no podía respirar. Anoche durmió mejor; pero la tos continúa no tan frecuente igual que el moco. Durante el día está más tranquila aunque a ratos tose y saca moco espeso en ocasiones verdoso. Falta día y medio para terminar esta segunda vuelta de tratamiento: ¿Debo esperar? ¿El mal suministro de Loratadina Fenilefrina está afectando?¿Puedo pensar que está mejorando o tengo que hacerle una placa de senos paranasales en posición de Bates?

Respuesta:

Es curioso que en diferentes países, los nombre comerciales de los medicamentos, tengan el mismo nombre, con diferente composición. No debería de ser así. La tos es un mecanismo de defensa y no deberíamos de obsesionarnos en quitarla. A veces, se puede dar un antitusivo para que duerman algo mejor, pero durante el día la tos se debería respetar. No olvidemos que la tos nocturna puede deberse a una bronquitis. Si tenía dificultad para respirar, es muy probable que la tuviera. El salbutamol inhalado con cámara espaciadora, que me imagino que fue lo que le dieron al inicio, puede ser lo apropiado. Repetimos una vez más que nos pronunciamos sobre tratamientos teóricos, no sobre lo que debería tomar su niña en particular, ya que no la conocemos ni la hemos visitado. Como hemos dicho en otras consultas, en nuestro medio, solemos ser más parcos a la hora de dar medicación para la tos, y para el asma y bronquitis, nos referiremos siempre a las normas internacionales establecidas (GINA, GEMA)

La sinusitis maxilar es rara en los niños menores de 4-6 años, pues los senos no están pneumatizados, es decir, que no están ahuecados y llenos de aire, para que se puedan llenar de moco. En general resulta más útil una placa lateral de cuello para ver si hay hipertrofia adenoidea. La radiografía de senos irradia tiroides, por la posición en la que se ha de hacer.