Lista de artículos con la etiqueta ‘bronquitis’

Nueva consulta: Corticoides inhalados o singulair

Publicado el 4 de Febrero del 2014 en Consultas

Consulta:

Tengo mellizos varones de dos años de edad. Uno de ellos padece de bronquitis recurrentes desde los once meses. Broncoespasmos, sibilancias, crepitantes, con tratanmiento con salbutamol y en ocasiones estilsona y que suelen ceder en una semana, pasando a expulsar moco y a veces dejando moco residual que a veces hace recaer y otras no. en esa fase solemos realizar sesion de fisio respiratoria. No le suele dar fiebre ni ha tomado antibioticos. Tampoco ha estado ingresado, o sin saturación o con neumonias. Si ha necesitado alguan nebulización en hospital de tres series, pero generalmente cede con ventolin y estilsona. El ventolin es una semana si y una no y la estilsona ya tres tandas desde septiembre a enero. Analitica de sangre con IgE aumentada y neumolergenos negativos. La frecuencia de las crisis puede ser de hasta tres al mes en otoño invierno o estar dos meses sin ninguna y en verano remiten. Puede coincidir con cuando se resfría, existen antecedentes familiares mate rnos de asma por alergia a acaros y polenes(tia, abuela, bisabuela pero no madre) y paternos de rinitis alergica por acaros (padre, abuelo, tio) Desde octubre (con un año y ocho meses) tiene tratamiento de fondo con singulair y salbutamol y estilsona para las crisis. Pero éstas se han comenzado a repetir desde diciembre. Suele responder bien al al tratamiento con salbutamol. Crece con normalidad. Mi pediatra (no está en tratamiento con neumologo) no considera necesario añadir corticoide inahalado por su perfil, pero nosotros no lo entendemos porque existe mucha discrepancia entre empezar o no con corticoide o singulair No entiendo que su perfil no lo justifiquem, pero si se le pueda dar estilsona oral tan a menudo. Confiamos en su criterio pero cuál es esa dierencia de perfiles? ¿Que justifica empezar o añadir un corticoide inhalado como fluticasona o solo ingluair, más cuadno no remiten? Procedería pedir una derivación desde pediatria general al neumologo o esperar? Por qué los peditrasa generales tienen tanto miedo al corticoide inhalado y los neumologos es lo primero que recetan incluso antes de singulair? Nuestra pediatra cree probable que remitan las crisis con 3 años, pero la realidad es que hay antecedentes alérgicos y ademas su igE aumentada. No podemso hacer nada más por él? Me peuden orientar que pferil es el q necesita corticoide y cual singulair?

Respuesta:

En el caso de su hijo hay varios factores a considerar. Los iremos mirando poco a poco, pues nos ha dado bastantes datos, aunque no suficientes: nos falta conocer a su hijo, ”verlo y tocarlo”. Como siempre decimos, lo que reflejemos aquí, constituirá solo una opinión, no un diagnóstico.

Hay algo que llama la atención: de un gemelo, solo uno enferma de esa manera. Además de no ser univitelinos, uno de ellos, puede haber heredado la predisposición y el otro, no. Imaginamos que no se fuma en casa, ya que en este caso, es probable que se afectaran los dos y de manera más temprana de los 11 meses. Por lo que el subtipo o fenotipo de sibilancias precoces se podría descartar.

Por la frecuencia de las crisis, su hijo padece una asma episódica frecuente, por lo que efectivamente precisa de un tratamiento de fondo. Respecto al fenotipo de asma, es difícil clasificarlo, pues tiene características de asma atópica, con alto índice predictivo de asma (antecedentes familiares maternos y paternos, aumento de IGE, no sabemos si dermatitis atópica, crisis de broncoespasmo sin fiebre). ¿Coincide con infecciones víricas? Su hermano ¿se acatarraba al mismo tiempo que él padecía sus bronquitis? Si asisten a guardería, ¿los episodios han coincidido con el inicio de la guardería? Si la respuesta a estas cuestiones es afirmativa, podríamos estar frente a un asma no atópica. De todas formas, diríamos que puede tratarse de una forma mixta, como suele pasar muchas veces, y efectivamente, suele haber una mejoría cuando el niño se ha fortalecido frente a los sucesivos ataques víricos. Falta saber qué pasaría con su posible base genética atópica. El hecho de ser pneumoalergenos-negativo, no quiere decir que en un futuro no se haya sensibilizado.

Es curiosa la controversia entre neumólogos y alergólogos respecto a dar un tratamiento u otro. Entre los pediatras pasa lo mismo. Y entre los mismos neumólogos o alergólogos, también, no nos engañemos. Los padres lo viven como algo desconcertante que le preocupa. Tengan por seguro que si hubiera un tratamiento definitivo “bueno, bonito y barato”, todos nos pondríamos  de acuerdo. Para confeccionar protocolos de tratamiento, las guías de práctica clínica, los profesionales se basan en los estudios científicos realizados hasta el momento en que se redactan las guías. Existe lo que llamamos Niveles de evidencia  y grados de recomendación. En la bibliografía encontrará suficiente información al respecto. Por ejemplo, dar salbutamol en las crisis. El acuerdo es unánime y está aprobado en todas las guías con un nivel máximo de evidencia y grado de recomendación,  en niños de más de 4 años y por nivel más bajo por debajo de los 4 años. Los corticoides orales se recomiendan en las crisis moderadas.

Con respecto a los tratamientos de mantenimiento del asma en niños por debajo de 4 años, están en el mismo nivel de evidencia los corticoides inhalados y los antileucotrienos ( montelukast, Singulair®). Aquí tenemos el quid de la cuestión. Que es algo más opinable. Aquí entran en juego, la experiencia personal o del equipo de profesionales, la tolerancia individual del fármaco, la opinión de los padres e incluso, intereses económicos. En general, en las guías, aun con el mismo nivel de recomendación se pone a los antileucotrienos (AL) como opción alternativa al uso de corticoides inhalados (CI), si éstos no son eficaces. Es probable que esta propuesta se deba a que los AL son más recientes y existe una menor experiencia de uso, o también a que son más caros. Sin embargo, hay estudios que recomiendan los AL en las bronquitis repetidas inducidas por virus, o en la rinitis alérgica. Se pensaba que el uso de CI durante meses, podía impedir el progreso de la enfermedad y evitar el asma, pero se ha visto que no influyen en la evolución, sino que mejoran el estado del niño, al disminuir la frecuencia e intensidad de las crisis, pero no van a evitar el desarrollo de asma en un niño genéticamente predispuesto. Entonces los partidarios de los AL, aducen que hay estudios que demuestran que los CI a altas dosis o con uso muy prolongado pueden llegar a producir osteopenia o disminución de la talla final del niño, lo cual es verdad, pero con poca frecuencia e intensidad, si se compara al uso prolongado de corticoides orales. Por cierto, también hay estudios sobre el uso de dosis normales de corticoides orales en pautas cortas, que podrían sugerir lo mismo. No se ha demostrado que pautas de 3 meses co CI, perjudiquen el futuro del niño. Se deben suspender a las 5-6 semanas si no son efectivos.

La máxima que acabamos siguiendo los pediatras es la de Primum non nocere, es decir, mínimo tratamiento para que el niño se encuentre bien y haga vida normal. Es decir, si el niño se pone enfermo muy  a menudo, si su estado general, nutrición y temperamento, se alteran, hay que poner tratamiento de base, el mínimo para no producir efectos secundarios. Si nos vemos impotentes para tratar a nuestro paciente, o dudamos de cómo tratarlo, o la angustia de los padres nos obliga, lo que sucede bastante a menudo, solemos derivar al niño al especialista. Previamente, en general, los laboratorios clínicos de Atención primaria, nos permiten hacer analíticas de IGE, que es inespecífica, y determinaciones de grupos de alérgenos alimentarios o inhalados (Phadiatop®, InmunoCap®). Con una mínima cantidad de suero, se puede detectar si ese grupo es positivo. En cada zona geográfica puede variar ese grupo, de acuerdo al clima, pólenes, etc., aunque los alérgenos más comunes como los ácaros están incluidos en todos.  En general, si hay signos de que el niño pueda ser alérgico (aumento de IGE, phadiatop o Inmunocap positivos, índice predictivo de asma),  lo derivamos al inmunoalergólogo.

Hablando de Primum non nocere, no olvidemos las medidas preventivas: Evitar excesivos trastos y peluches en la habitación de los niños; ventilar suficientemente, no dejar que nadie fume en casa, ni en la terraza. Los padres no deberían fumar ni fuera de casa. ¡Mantengan libre de humo de tabaco su entorno! Salir a menudo a jugar con ellos al aire libre, a lugares con escasa  polución. Evitar la obesidad, que se relaciona con el asma. Cada vez hay más evidencia científica sobre el beneficio en la prevención del asma  de una dieta rica en frutas y verduras.

Bibliografia:

Alba Moreno F., Bunuel Alvarez C., Fos Escriva E., Moreno Galdo A., Oms Arias M., Puig Congost M., Ridao Redondo M., Sanz Borrell L. Asma Infantil

[En linia] Barcelona: Institut Catala de la Salut, 2008. Guies de pràctica clínica i material docent, num. 13 [URL disponible en:

http://www.gencat.net/ics/professionals/guies/asma_infantil.htm

Global strategy for the Diagnosis and Management of Asthma in children 5 years and younger. Disponible en  http://www.ginasthma.org

Consulta: Niña con un cuadro de bronquitis

Publicado el 30 de Octubre del 2013 en Consultas

Consulta:

Mi niña de 4 años presenta un cuadro de bronquitis, la hemos estado nebulizando por tres dias seguidos y ha mejorado mucho, pero todavía presenta algo de tos. Estamos por salir de vacaciones a la playa, mi pregunta es, ¿puede mi niña recaer con el clima de la playa?

Respuesta:

Es difícil darle una respuesta a su pregunta, por varias razones: En primer lugar, porque no conocemos a su hija. En medicina “no hay enfermedades sino enfermos” y sería aventurado expresar nuestra opinión, sin haber visitado a su hija y conocer su historia. Antes de tomar cualquier decisión, haga que su pediatra la revise. Por otra parte, no es lo mismo una bronquitis aislada de tipo vírico, que un episodio de bronquitis en el contexto de un asma. Si se trata de esto último, habría que saber cuáles son los factores que desencadenan la crisis de broncoespasmo: humedad, pólenes, ácaros, etc.

En general, la cercanía al mar, no suele desencadenar asma. Fíjese que decimos “no suele”, y esta es la forma en que nos podemos expresar habitualmente en la consulta diaria, ya que el pronóstico siempre va ligado a lo acostumbrado, a lo que sucede más frecuentemente en cada caso. Como les digo a muchos padres, ojalá tuviéramos la “bolita de cristal”, para predecir algunas cosas. Este es otro de los factores que a menudo impiden ser categóricos en nuestras respuestas.

Después de un episodio de vías respiratorias, en general, no es malo “un cambio de aires”. La playa en sí, no tiene porqué empeorar o hacer recaer de su enfermedad. Los baños de mar son unos excelentes eliminadores de mocos en los niños, lo cual puede ayudar en la convalecencia de la bronquitis. Ahora bien, si está entrando en el verano, a veces, la temperatura del mar es bastante baja aún y los niños, que no sienten el frío cuando están entretenidos en el agua, a menudo permanecen mucho tiempo sumergidos y la temperatura corporal baja; los ves salir felices, pero con los labios amoratados por el frío. Esta bajada de temperatura corporal, hace propicia una nueva infección por virus, o una amigdalitis estreptocócica, por ejemplo. A veces me preguntan también, si pueden ir a la nieve. En sí la montaña y la nieve y el aire puro, son también excelentes sanadores de las vías respiratorias, pero habrá que tener cuidado con los cambios de temperatura: de los interiores con temperaturas a veces demasiado cálidas, pasan al exterior gélido. Como siempre, los niños no son conscientes de que están sudando cuando juegan o esquían y pueden coger frío…

En resumen: La vida al aire libre puro, los baños de mar, los “cambios de aires” pueden ser beneficiosos para reponerse de enfermedades, pero solo su médico debería valorar si el estado de su hija le permite ir a la playa, y si va, hay que tener unas precauciones, unos cuidados para evitar recaídas, o nuevas infecciones.

Bronquitis vs Reflujo grado IV Diagnosticado

Publicado el 25 de Octubre del 2012 en Consultas

Mi hijo de 1 año ha ingresado 3 veces en periodo de c/3 meses a hospitalizacion. Desde los 20 días de nacido le fue diagnosticado reflujo grado IV desde ahi su leche es hidrolizada no tuvo sino 1 mes lactancia materna y en sus 7 meses empezó con nuevas recaidas, estas acompañadas de episodios diagnosticados de bronquiolitis.En su ultima hospitalización, le indicaron sintisone por 7 dias, singulair por 6 meses, inhalador por aerocamara de pulmolet pediátrico manaña y noche por 3 meses, y adicionalmente mantiene tto para su reflujo, tilium, nexium, maalox.Sus pruebas de alergia alimenticia dieron negativas todas, aunq referente a esto me pregunto qué tan certero es este resultado si el venia teniendo durante los ultimos 3 meses constante tomas de antialérgicos. En la prueba de multipex salió positivo del virus epteins var. Con todo el cuadro médico antes mencionado,que opina uds de los ttos indicados y las pruebas realizadas? los ttos prolongados serian contrai ndicados para mi hijo de apenas 1 año.De antemano, Gracias por las dudas aclaradas.

El caso de su hijo es complejo o lo han hecho complejo para usted y el niño. En primer lugar, comentar que la mayoría de niños están sin síntomas de la Enfermedad por Reflujo gastroesofágico al cumplir el año de vida. En casi el 90% , han resuelto  la enfermedad alrededor de los dos años. Ya es un motivo para estar optimista. A pesar de tener un reflujo grado IV (desconozcemos pruebas diagnósticas realizadas), no nos dice el porqué de que tome una leche hidrolizada, cuya indicación es la alergia o la intolerancia a las proteínas de la leche de vaca (enterocolitis). Si las regurgitaciones son muy frecuentes, molestas o el niño no gana peso, lo primero a intentar es disminuir el volumen de las tomas, haciéndolas más frecuentes y así se disminuye  el volumen ocupado en el estómago (imaginemos un globo con la boca que se distiende, si aumentamos el volumen, la boca del globo se abre más), y añadir espesantes como la harina de algarroba o el arroz. Si efectivamente está demostrado que hay una irritación del esófago, se aconsejan los antihistamínicos H2 (por ejemplo, ranitidina) y el omeprazol (Nexium que Vd cita). Los antiácidos usados de manera crónica no están aconsejados. Los estimulantes del vaciado gástrico pueden tener efectos secundarios con frecuencia y no se suelen utilizar en la actualidad. Desconocemos el tipo de antialérgicos que le han dado a su hijo. Si son para la alergia H1, no se utilizan para la prevención del asma. Es probable que le hayan dado los H2, que si bien son antihistamínicos, tienen más efecto en el aparato digestivo. Se aconseja retirarlos antes de realizar pruebas de alergia. Hay alguna sección en nuestra página, que habla sobre alergia alimentaria. Es muy probable que, por los síntomas que nos refiere, su hijo no la tenga.

El reflujo gastroesofágico, efectivamente, puede empeorar  el asma y dificultar su tratamiento. No es la causa del asma pero sí desencadena sibilantes. La dieta por sí sola, no mejora este aspecto. Quizá lo mejor es el omeprazol, como tratamiento más eficaz del reflujo. No obstante, no hay ningún tratamiento médico que mejore al niño más que el tiempo que va pasando en el que se produce la mejoría espontánea.

Su hijo además, parece que ha tenido la mala suerte de padecer una bronquiolitis en los primeros meses de vida, lo que le ha hecho más propenso a padecer bronquitis en lo sucesivo. Pero por ésto tampoco se tiene que angustiar por el futuro de su hijo, ya que si no hay antecedentes de asma en la familia, ni dermatitis atópica, es posible que a partir de los 2-3 años, mejore extraotrdinariamente. En el tratamiento de las crisis de broncoespasmo, sibilantes, etc, se utiliza el salbutamol (no nos lo nombra entre los preparados comerciales que cita), y en caso necesario, pautas cortas de corticoides orales. En la prevención se utilizan los corticoides inhalados (pulmolet, por ejemplo, que nos nombra usted), solos o en asociación con antileucotrienios (Singulair). En otros artículos y respuestas a consultas de esta página, encontrará más información al respecto.

Finalmente, volver a incidir en que los dos padecimientos que tiene su hijo, son transitorios habitualmente. Si su hijo está contento, crece bien, hace actividades al aire libre, se alimenta con abundantes frutas, ensaladas y verduras, no se fuma en su entorno, es muy probable que está bien en un tiempo no lejano. Con un año que tiene, trate de ir disminuyendo el tratamiento antirreflujo, es una buena ocasión, para probar su respuesta.

Uso de dos medicamentos

Publicado el 26 de Septiembre del 2012 en Consultas

Hola! Tengo una bebé de 10 meses. Ella está tomando montelukast singulair…¿puede tomar ademas corteroid, o le puede provocar efectos adversos?

Imagino que le han dado Montelukast, por tener bronquitis repetidas inducidas por cuadros virales, que sería la indicación de este medicamento para un bebé de su edad. Está en discusión si iniciar tratamiento antes con corticoides inhalados y si no son efectivos, añadir Montelukast, bajando dosis de los corticoides, o bien solo Montelukast. En las bronquitis agudas, también se pueden utilizar corticoides orales. Dicho ésto, le habré respondido a la pregunta primera: no son incompatibles. Si se da Montelukast, permite bajar la dosis de corticoides inhalados. Los efectos adversos de Montelukast están descritos en el prospecto del medicamento. Los más habituales son los trastornos leves del sueño. El tratamiento con dosis altas o prolongadas de corticoides inhalados puede producir osteopenia y otros trastornos. (añadir links de otras respuestas y otros artículos de inspira y ppm)

Recuerde que las bronquitis son relativamente frecuentes y si no son graves, no hay porqué tratarlas en demasía, dado que tampoco existe un medicamento absolutamente eficaz.

Broncoespasmo una vez cada noche

Publicado el 19 de Septiembre del 2012 en Consultas

Consulta:

El motivo de mi consulta es el siguiente: Hace 15 días mi hija, de 8 años, comenzó con una tos seca noctura que le obligaba a levantarse ya que sentía que se ahogaba. Esto siguió por tres a cuatro noches. Le di un jarabe expectorante y seguía con esos ataques de tos nocturna y botaba solo un poco de flema. La lleve al médico y me recetó MUCOSOLVAN y una pastillas antihistamínicas. Pero siguíó con el mismo cuadro. Una vez por la noche, a las dos horas o un poco más de haberse acostado se levanta con síntomas de ahogo diciendo “que no puede respirar”. La sacamos a la sala, tose un poco y le va pasando. Luego se vuelve a dormir hasta el día siguiente. Así estuvo por siete noches (que era lo que duraba el tratamiento médico). Luego la volví a llevar y me dijo que tenía broncoespasmo y me recetó salbutamol (inhalación cada seis horas) pero sigue igual: SE LEVANTA POR LAS NOCHES ASUSTADA PORQUE NO PUEDE RESPIRAR, la calmamos y poco a poco le pasa. Durante el día corre y hace su vida normal, NO TOSE. SOLO OCURRE ESTE PROBLEMA UNA VEZ POR LA NOCHE, PARECE QUE SE LE ACUMULA FLEMA. ¿Estos es normal? ¿Por qué ocurre solo una vez en la noche? ¿Esta bien que le siga dando Salbutamol? ¿Qué más le debo dar? ¿Qué tendrá y cuanto dura este proceso? Mil gracias por su respuesta Carlos

Respuesta:

Gracias por su consulta. Lo primero es aclararle que “Para Padres y Madres” es un espacio web, donde la información que se proporciona está dirigida a complementar, y no a reemplazar, la relación entre un paciente y su medico. Aquí abordamos temas desde una óptica general que nunca podrá sustituir la visita médica. Los datos que nos proporciona de la situación de su hija siempre van a ser muy inferiores a aquellos  que los médicos podemos recabar en una visita personal. Si a esto le añadimos la exploración que realizamos, realmente es comprensible que no debamos realizar un diagnóstico de una patología (ni es nuestro fin) ni mucho menos recomendar un tratamiento a través de este espacio. De todas formas, y hablando desde una óptica general, existen muchas causas de tos y broncoespasmo que podrá ir descartando su pediatra a medida que obtenga datos: desde un catarro, a bronquitis aguda, a un reflujo gastroesofágico y a otras muchas. Sentimos no poderle concretar más, ya que todo lo que podríamos desarrollar a partir de su información aquí serían elucubraciones en base a unos posibles hallazgos o datos o interpretaciones personales, y podrían confundirle mas que ayudarle. De todas formas, si su inquietud y preocupación le llevan a tener tantas dudas, puede también sopesar obtener una segunda opinión consultando a otro pediatra que explore y valore el estado de su hija.

Aprovechamos para recomendarle que visite nuestras consultas sobre tos, reunidas en esta dirección:

http://www.parapadresymadres.com/tag/tos

Asimismo, le hacemos llegar un artículo donde explicamos qué podemos ofrecer en un consultorio de salud infantil por internet y reflexionamos sobre la importancia de la exploración física:

http://www.fundrogertorne.org/salud-infancia-medio-ambiente/divulga/inspira-nuevo/2012/09/10/%C2%BFque-podemos-ofrecer-en-un-consultorio-de-salud-infantil-por-internet/

Una de mis gemelas tiene bronquitis

Publicado el 30 de Julio del 2012 en Consultas

Consulta:
Texto consulta: Tengo gemelas de 15 meses; una de ellas hizo catarro y con la medicación del pediatra se solucionó. La otra bebé empezó a toser con flemas y ya se le escuchaba la sibilancia. No tuvo ni tiene fiebre, nunca perdió el apetito ni se agita, pesa 12 kilos. El pediatra le recetó Bisolvon pediátrico, celestone 10 gotitas y nebulizaciones con solución fisiológica y 6 gotas de salbutamol.

Mis consultas son: ¿Puede la otra gemela contagiarse de bronquitis?
La bebé con bronquitis ya lleva 2 días con tos, flemas y sibilancia y aún no veo mejoras; lo que me tranquiliza es que sigue hiperactiva, sin fiebre y muy buen apetito. ¿Cuándo sentirá mejoras? ¿Puede repetirse? ¿Uso calefacción? Acá en Argentina estamos en invierno y las temperaturas son bajo cero y poseo calefacción a gas natural. ¿Puedo bañarla? Por ahora sólo la higienizo limitadamente.

Respuesta:
Teniendo en cuenta que las respuestas que damos en el consultorio en ningún caso sustituyen la visita a su pediatra, trataremos de aclararle alguna de las cuestiones que plantea:
Es poco probable que la gemela que tiene bronquitis contagie a la que tuvo catarro, ya que lo normal es que sea el mismo virus el que están pasando a la vez, sólo que en una de ellas ha incidido con más agresividad. El tratamiento que le ha puesto su pediatra parece adecuado, y es normal que tarde en desaparecer la tos y las flemas de dos a tres semanas. Es buena señal todo lo que cuenta: que está sin fiebre, activa y coma bien, por lo que mientras se mantenga así y los sibilantes vayan a menos, puede mantenerla en observación en casa.
Puede usar calefaccion, siempre que mantenga una temperatura no demasiado caldeada y no reseque el ambiente. Puede bañarla sin problemas, siempre que cuide la temperatura ambiental, del agua y los posibles cambios de temperatura. La humedad del baño le puede venir bien para hidratar las flemas y serán mas fáciles de movilizar.
Por otra parte, debe saber que si lo que está pasando su hija es un episodio de bronquitis, es más probable que algún catarro de los que se contagie en el futuro vuelva a producirle otro episodio.

Bronquitis

Publicado el 27 de Julio del 2012 en Consultas

Consulta:
Mi bebé con 2 meses tuvo una bronquiolitis, 2 meses estuvo con Ventolin y realizamos sesiones de fisioterapia respiratoria. Nuevamente ha tenido con 4 meses otro episodio de bronquitis. ¿El ventolín durante tanto tiempo crea algo para el corazón del bebé?

Ahora solo fueron 6 días de ventolin (DADA 4 HS), al tercer día de Ventolin le receta 2 dosis de 0,5ml de Estilsona gotas y ahora y de modo preventivo un puff diario de Budesonida 200 microgramos. Dice el pediatra que tiene inmadurez pulmonar y a la mínima tendrá sibilaciones. Hay efectos secundarios, con las corticoides, no sé donde depositar la salud de nuestros hijos, una se siente poco confiada a la hora de acudir a distintos médicos.

Respuesta:
La bronquitis es un conjunto de síntomas producidos por la inflamación del árbol bronquial o bronquios, que están formados por una serie de tubos huecos que llevan aire a los pulmones. La incidencia de bronquitis aguda es difícil de precisar debido a la ausencia de criterios diagnósticos claros y su difícil diferenciación del asma. La bronquitis aguda afecta con más frecuencia a niños menores de 2 años, y normalmente la diagnostica el médico en función de un interrogatorio y un examen físico. En algunas ocasiones, es posible que además sea necesaria la realización de pruebas para excluir otras posibles enfermedades. Normalmente, la bronquitis se resuelve por sí sola, aunque la tos podría durar varios días o semanas. Sin embargo se aconsejan una serie de medidas que pueden acelerar la recuperación y mejorar la sintomatología como son beber líquidos con frecuencia, hacer reposo o evitar cambios bruscos de temperatura. En algunos casos, y siempre bajo criterio médico, la bronquitis aguda puede necesitar medicamentos broncodilatadores (ventolín®). Estos medicamentos generalmente son administrados a través de inhaladores o nebulizadores para ayudar a relajar y abrir los conductos bronquiales y eliminar las mucosidades para que sea más fácil respirar. La mayoría de las personas que toman este medicamento no tienen ningún problema. Como todos los medicamentos, ventolin inhalador puede tener efectos adversos que pueden consistir en: temblor, cefalea, hiperactividad o el aumento de la frecuencia de los latidos cardiacos (1). Otros medicamentos que pueden ser necesarios son los corticoides, de forma ihnalada (budesonida) o por via oral (Estilsona®). Estos medicamentos disminuyen la inflamación de las vías aéreas. La necesidad de este u otro tipo de tratamiento con medicamentos será determinado por un profesional médico, basándose en los siguientes parámetros(2):

• la edad del niño, su estado general de salud y sus antecedentes médicos
• la gravedad de la enfermedad
• la tolerancia del niño a determinados medicamentos o terapias
• las expectativas para la evolución de la enfermedad
La elección de un tipo de tratamiento u otro depende de las características particulares del niño y de su enfermedad, por lo que es fundamental disponer del diagnóstico definitivo y de la valoración médica detenida de las condiciones particulares de los síntomas del niño. Un cordial saludo y gracias por la confianza depositada en nosotros,

Si Vd. ha leído con detenimiento las bases de nuestro consultorio, ‘Para padres y madres’ suscribe los principios del HONCode. Entre ellos, cabe destacar que ‘La información proporcionada en este sitio está dirigida a complementar, no a reemplazar la relación que existe entre un paciente o visitante y su médico actual’. Nuestro consultorio aborda los temas desde una óptica general que no implique o sustituya la visita al médico. La consulta que Vd. ha realizado necesita un diagnóstico específico que supone una visita personalizada. Es su médico quien debe seguir todo el proceso.

Bibliografía
1. La Bronquitis Aguda. University of Virginia 2004.
Available from: URL: http://www.healthsystem.virginia.edu/uvahealth/peds_respire_sp/bronchit.cfm
2.http://www.infopaciente.com/prospecto_medicamento.asp?id=56&Ventolin_%AE_Inhalador%22%3EVentolin%20%AE%20Inhalador

Mi hija de 8 meses se resfrió

Publicado el 16 de Abril del 2012 en Consultas

Consulta:

Mi bebé tiene ya casi 9 meses; en mi casa mi hermana y sobrino están con tos, ella recién está empezando, tiene tos y como que se ahoga, mayormente en las noches, y cuando le doy mi seño aveces me devuelve la leche.

Lo que me preocupa es que vuelva a tener una recaída. A ella de un mes le dio bronquiolitis, y me le recetaron antibiótico, pero recayó y vuelta me recetaron medicina claritromicina para ser exacta y lo que temo es que vuelva a darle otra vez porque así empieza, no tiene fiebre, ni su nariz esta muy congestionada, solo tose y como que quiere vomitar. Ayúdenme por favor, antes de que empeore.

Respuesta:

En primer lugar hemos de decirle que las enfermedades agudas, o los síntomas que padezca su hija en un momento determinado, son motivo para acudir a su médico, pues nuestra función no es ni debe ser, diagnosticar y tratar por internet. Es posible que en un futuro los médicos podamos hacerlo, pero con otros medios, peor hoy por hoy es impensable y sería muy arriesgado, para nuestra responsabilidad, pero sobre todo para su hijita.

Por otro lado, sí que podemos darle una orientación sobre la bronquiolitis. Esta enfermedad está causada por virus y no se trata con antibióticos, que ni la curan ni evitan sus recaídas. Si a la niña le dieron antibióticos pudo ser porque tuviera una sobreinfección bacteriana, pero vuelvo a repetir, no evitan posteriores bronquiolitis. Si Vd lee otros artículos de nuestra sección, comprobará ésto que le digo. El problema de las bronquiolitis, es que suelen dejar al niño “sensibilizado” y ante cualquier otra infección vírica, vuelven a reaccionar con bronquitis. De todas formas no es lo mismo una bronquiolitis o una bronquitis en bebé de un mes, que en uno de 9 meses. No sé de donde es Vd, pero las bronquiolitis son más frecuentes en los meses del invierno, y es cuando tiene más probabilidades de que un resfriado se convierta en una bronquitis. Como ya le contestamos a otra madre, no hay forma de evitar esta hiperreactividad, solo vigilar cada resfriado y si aparece dificultad respiratoria, rechazo del alimento, o empeoramiento, acudir de nuevo a su médico. Si las bronquitis menudean mucho, existen tratamientos de base, que pueden disminuir las recaídas.

El hecho de que eche un poco más la leche, suee ser habitual en los bebés resfriados. Incluso a veces, es la única forma que tienen de eliminar los mocos, ya que los bebés no saben escupir o “botar” la mucosidad. Otra cosa es que empiece a vomitar sin relación con la tos o que la tos provoque vómitos de manera exagerada. La tos de predominio nocturno es habitual en los niños, pero efectivamente, puede ser una bronquitis, pero también una tos irritativa sin más. Reiteramos de nuevo la necesidad de acudir a un pediatra.

Muchas gracias por confiar en nosotros.

0 votes, average: 0.00 out of 50 votes, average: 0.00 out of 50 votes, average: 0.00 out of 50 votes, average: 0.00 out of 50 votes, average: 0.00 out of 5 (0 votos, promedio: 0.00 de 5) Loading ... Loading ...
Para votar debes registrarte en “Para padres y madres”. ¡Regístrate!

Niño de 18 meses afónico

Publicado el 25 de Febrero del 2012 en Consultas

Consulta:

Tengo un niño de 18 meses y hace dos dias que lo llevé al médico porque lo veía resfriado y algo afónico, sobre todo al toser. Me dijeron que el niño sólo tenía la garganta irritada, que le diera Dalsy cada 8 horas y un jarabe para la tos, pero despues de 2 días está parecido, lo que hace es echar más mocos y estornudar, pero la afonía está parecida. ¿Qué puedo hacer? Me da miedo que le salga asma al estar afónico.

Respuesta:

Por lo que usted refiere, el niño está resfriado, con mocos, afonía y tos ronca. No tiene fiebre. Descrito así, parece un catarro común, con un componente de inflamación de las cuerdas vocales (laringitis). Este tipo de catarros, a veces “descienden” (la inflamación, no los mocos) y efectivamente, pueden producir una laringo-traqueo-bronquitis. Se nota un empeoramiento de la dificultad respiratoria y la ronquera se acompaña de pitos. Usted tiene miedo de que se haga asma. Es posible que su hijo ya haya tenido alguna bronquitis repetida y le hayan dicho que tenía asma. En este caso, suele ser transitorio, y lo que sucede es que las infecciones virales suelen conllevar una hiperreactividad bronquial, que hace que cada vez que se constipan tengan una bronquitis. Éso no quiere decir que vaya a tener asma en el futuro. En esta misma página de “Para padres y madres”, hay un artículo que habla sobre este tema. Por otro lado, a no ser que al visitar al niño el médico le encuentre ya una bronquitis, nos es muy difícil prever qué resfriado se convertirá en bronquitis y más difícil aún resulta prevenir que ese resfriado en concreto se convierta en una bronquitis: No hay tratamiento adecuado para ello. Los antibióticos no previenen ni el asma ni las bronquitis. La fiebre tampoco es una indicación para dar antibióticos. Ni tan siquiera los jarabes para la tos son eficaces, generalmente sólo la alivian.

Una cosa muy importante en la actualidad en que hay epidemia de gripe: no se sorprenda si estos días de resfriado son el preludio de una gripe. Puede ser que inicie un cuadro febril intenso. Normalmente dura de 3 a 5 días. Los pediatras acostumbramos a advertir de que si la fiebre no ha cedido, acudan de nuevo al médico, pues es entre el 5º y 7º día en que suelen surgir las complicaciones. Por desgracia, tampoco “sabemos” ni podemos tratar la gripe para que se pase enseguida, ni tenemos opciones para evitar las complicaciones.

0 votes, average: 0.00 out of 50 votes, average: 0.00 out of 50 votes, average: 0.00 out of 50 votes, average: 0.00 out of 50 votes, average: 0.00 out of 5 (0 votos, promedio: 0.00 de 5) Loading ... Loading ...
Para votar debes registrarte en “Para padres y madres”. ¡Regístrate!

¿Hay diferentes tipos de asma?

Publicado el 17 de Enero del 2012 en Artículos

asma

Foto: mandylamb.com

Actualmente hay muchos niños menores de 3 años que son diagnosticados de asma. Pero, ¿tienen todos la misma enfermedad, la misma manera de enfermar? ¿La tendrán para toda la vida? ¿Es siempre el asma una enfermedad crónica?

La palabra asma viene del griego y significa “resuello, jadeo”. Por extensión, se aplica a unos síntomas respiratorios que son los roncus y las sibilancias (en lenguaje común, los llamamos “pitos”). Se acompañan de tos y dificultad respiratoria de intensidad variable, según la gravedad. Cuando un niño menor de 3 años ha tenido tos y sibilancias en 3 o más ocasiones decimos que tiene asma. Esto significa que, sea cual sea la causa que haya producido estos síntomas, diremos que el niño tiene asma y es, por lo tanto, un concepto clínico, un conjunto de síntomas, no una enfermedad en sí misma. Habitualmente, si ha aparecido en los primeros meses de vida, lo denominamos “asma del lactante”.

También hay que aclarar que el asma no es un “resfriado mal curado”; que un niño no “se vuelve asmático” porque tenga muchas bronquitis de pequeño. La mayoría de niños menores de 3 años con sibilancias, no serán asmáticos en el futuro.

El asma es una enfermedad heterogénea que se expresa de diferentes maneras. A estas maneras de expresarse, las llamamos fenotipos asmáticos. Se han propuesto tres fenotipos de niños con sibilancias. Estos tres tipos no son excluyentes entre sí y habitualmente se pueden solapar. La anamnesis (preguntas que hace el pediatra para indagar sobre los antecedentes personales, familiares, síntomas que presenta el niño, etc.) y la exploración del niño determinan una orientación clínica bastante segura antes de hacer cualquier estudio complementario:

1. Niños con sibilancias precoces transitorias: Son niños que presentan sibilancias muy pronto,  incluso antes de ir a la guardería, y muchas veces sin tener resfriado. No tienen antecedentes familiares de asma o alergia, ni dermatitis atópica (piel seca, picor y eccema). Son en su mayoría hijos de madres fumadoras durante el embarazo. Otros factores de riesgo asociados son el sexo masculino, la prematuridad, la convivencia con hermanos mayores y la asistencia a guardería. Ya tienen una función pulmonar alterada antes de presentar el primer episodio de sibilancias. Sin embargo, éstas desaparecen habitualmente a los 3 años o antes y las pruebas funcionales en la adolescencia son normales. El pronóstico de estos niños a largo plazo no parece tan bueno, puesto que tienen más tendencia a hacerse fumadores y más riesgo de presentar enfermedad pulmonar crónica por el tabaquismo que los hijos de madres no fumadoras. Representan el 60% de niños con “pitos” antes de los 3 años. La situación y el pronóstico empeoran si los padres continúan fumando.

2. Niños con sibilancias persistentes no atópicas: Representan el 20% de los niños menores de 3 años con sibilancias Estos niños presentan bronquitis con, sibilancias habitualmente desencadenadas por infecciones víricas. La primera suele ser una bronquiolitis por virus respiratorio sincitial o algún otro como el rinovirus. Después, a cada resfriado que presentan pueden tener una bronquitis. No es una regla constante, pero es muy frecuente. Habitualmente, presentan las sibilancias durante los primeros 2-3 años de vida, pero algunos siguen teniendo después de esta edad. La mayoría de niños se “curan” en la adolescencia. Antes se decía que tenían “asma intrínseca”.

asma alérgica

Foto: webmd.com

3. Niños con sibilancias persistentes atópicas: Estos niños, las presentan  por una alteración de la respuesta inmune frente a determinados alérgenos (sensibilización atópica). Son los que tienen “Asma alérgica” y representan el 20% restante. Suelen estar sensibilizados precozmente a alérgenos alimentarios (proteínas de leche de vaca, huevo, frutos secos), y otros neumo-alérgenos (alérgenos inhalados). A los 6-10 años tienen una función pulmonar disminuida (en la espirometría) y niveles altos de la inmunoglobulina IgE. Puede ser un factor de riesgo para desarrollar la enfermedad más grave y persistente en la adolescencia y también de adulto. El pronóstico es mejor en los niños con asma alérgica que manifiestan las sibilancias después de los 3 años y durante la etapa escolar.

Estos tres tipos de manifestaciones se pueden combinar, como decía antes: un niño puede tener dermatitis atópica y, a la vez, madre fumadora, o sufrir bronquiolitis en los primeros meses de vida, y así con varias circunstancias y combinaciones posibles. Todo esto dificulta la distinción del tipo de asma que sufre el niño y, por lo tanto, la adopción de medidas, tanto desde el punto de vista del diagnóstico como del tratamiento. Todavía resulta más difícil para el pediatra avanzar un pronóstico de la enfermedad.

Tampoco se dispone todavía de marcadores genéticos, pero sí que existe un consenso para determinar la probabilidad o riesgo de sufrir asma en un futuro. Así, la probabilidad más alta está relacionada con la existencia de asma en uno de los padres y con que el niño sufra dermatitis atópica. También hay que sospechar un asma alérgica en el niño con episodios repetidos de sibilancias sin resfriado, cuya madre no es fumadora. En estos casos, el pediatra puede pedir una analítica de sangre para confirmar si hay aumento de IgE, eosinofilia, o sensibilización a neumo-alérgenos o alérgenos alimentarios. En la Atención Primaria se dispone de estas técnicas que nos sirven a los pediatras para orientar el diagnóstico, pero no para confirmarlo. Lo que hacemos habitualmente es una derivación al especialista hospitalario para completar el estudio diagnóstico. Hay que tener en cuenta, que la negatividad de las pruebas no descarta la presencia de asma alérgica, sobre todo si hay antecedentes de asma en los padres y el niño tiene dermatitis atópica. Habrá que hacer un seguimiento del niño, puesto que es probable que en un futuro (entre los 6 y 10 años), se hagan positivas las pruebas y, si está indicado, existe tratamiento hiposensibilizante. Con un diagnóstico y tratamiento precoz, muchos niños asmáticos serán asintomáticos en la edad adulta. Por el contrario, la aparición precoz y la mayor frecuencia y gravedad de las crisis están relacionadas con la persistencia de asma en el adulto.

¿Y mientras tanto?

Podemos prevenir evitando factores predisponentes o desencadenantes:

- Fumar durante el embarazo.
- Exposición al tabaco y la polución.
- Bronquiolitis. No hay evidencia de que predispongan al asma alérgica si no hay predisposición genética, pero sí que aumentan la sensibilización. También está comprobado que en los niños alérgicos, las bronquitis de origen vírico son más intensas y de más duración que en los niños no atópicos. Esta “hiperactividad bronquial” persiste incluso después de haber tratado el asma y que estemos ante un niño “asintomático”. Un niño de 4 meses que tiene que ir a la guardería en noviembre, que ha manifestado dermatitis atópica los primeros meses y con antecedentes familiares de asma, es de sentido común que tiene probabilidades de sufrir bronquitis con sibilancias desde muy temprano y sería razonable tratar de atrasar unos meses la guardería.
- Antibióticos. Pueden avanzar la sensibilización y no son útiles en las crisis de asma. Los niños con bronquitis repetidas suelen estar hipertratados con antibióticos.
- Estrés materno y en el ambiente familiar.

No hay evidencia de que evitar el resto de factores disminuya la posibilidad de sufrir asma en el futuro. En los niños con dermatitis atópica, la leche parcialmente hidrolizada puede disminuir los brotes de eccema en los primeros meses, pero no influye en la evolución posterior de la alergia ni del asma. Solamente mejora la dermatitis si hay una alergia a las proteínas de la leche de vaca. Por lo tanto, no hay que retirar determinados alimentos ni de la madre ni del niño, ni evitar los posibles alérgenos. Incluso se ha demostrado un cierto efecto protector en caso de tener mascotas en casa antes de nacer el niño. Sí que hay una mejora si se evitan durante el tratamiento, una vez desencadenado el asma y demostrada la sensibilización al alérgeno.

Frutas y verduras

Foto: Stefano Chiarelli (vía Flickr)

Se habla mucho del beneficio que supone añadir a la leche prebióticos y probióticos. Parece ser que mejoran la dermatitis atópica. Actualmente se está estudiando la influencia de la dieta mediterránea en el desarrollo del asma, rinitis alérgica y dermatitis atópica. No hay resultados concluyentes. Sí que se piensa que es debido a la presencia de alimentos con alto contenido en antioxidantes y a la presencia de los ácidos grasos de cadena larga y los omega 3 y 6 en algunos alimentos de la dieta mediterránea (tomates, uvas, nueces, manzanas, algunas verduras).

Tratamiento preventivo:
En caso de que se ponga un tratamiento, es necesario que sea el mínimo posible para controlar los síntomas y no producir efectos secundarios.

Si el niño sufre menos de 4 – 5 episodios leves al año, no hay que poner tratamiento preventivo. Solamente se tratan las crisis.

En niños menores de 4 años, está muy discutida la utilidad de los corticoides inhalados versus la de los antileucotrienos para prevenir los ataques de asma. Según los estudios que se revisen los resultados son diferentes. Es posible que influyan intereses económicos por parte de la administración y por parte de los laboratorios. Lo que está claro es que ninguno de ellos modifican la evolución de la enfermedad. Solamente disminuyen las bronquitis de repetición. Puede ser que las sibilancias de repetición inducidas por virus sean más agradecidas a los antileucotrienos. La mayor parte de guías clínicas recomiendan en primer lugar el uso de corticoides inhalados.

La evidencia más positiva:

El asma es una de las enfermedades más estudiadas. Su diagnóstico y tratamiento están tan consensuados y son tan universales que cualquier pediatra está al día de la mayoría de avances en este tema. Seguro que sabrá orientar el caso de cada niño y adoptar las medidas adecuadas.

Tratamiento Asma

Foto: webmd.com

Aunque las bronquitis, las sibilancias, los tratamientos con cámaras de inhalación, los corticoides orales o inhalados, las idas y venidas a urgencias asusten, preocupen y angustien a los padres, es muy probable que la mayoría de los niños mejoren después de los 3 años. Para el resto, hay tratamiento.

La dieta mediterránea, por su variedad, equilibrio y riqueza en antioxidantes, mucha vida al aire libre, lejos de la contaminación y sin tabaco alrededor, son medios de prevención al alcance de todos.

Bibliografía:

1. Alba Moreno F., Buñuel Alvarez C., Fos Escrivà E., Moreno Galdó A., Oms Arias M., Puig Congost M., Ridao Redondo M., Sanz Borrell L. Asma Infantil [En linia] Barcelona: Institut Català de la Salut, 2008. Guies de pràctica clínica i material docent, núm. 13 [URL disponible en: http://www.gencat.net/ics/professionals/guies/asma_infantil.htm]

2. Perdikidi Olivieri L. Metaanálisis de la evidencia a favor de la fórmula parcialmente hidrolizada, con un 100% de seroproteínas, para la prevención de enfermedades alérgicas. Evid Pediatr. 2011;7:20. Traducción autorizada de: Centre for Reviews and Dissemination (CRD). Meta-analysis of the evidence for a partially hydrolyzed 100% whey formula for the prevention of allergic diseases. Database of Abstracts of Review of Effects web site (DARE) [en línea] [fecha de actualización: 2011; fecha de consulta: 2011]. Disponible en: http://www.crd.york.ac.uk/CRDWeb/ShowRecord.asp?ID=12010001178.

3. Puebla Molina SF, Aparicio Sánchez JL. El retraso de la introducción de alimentos sólidos en la dieta del lactante no parece proteger de un posterior desarrollo de asma, rinitis alérgica y sensibilización a neumoalergenos y alimentos. Evid Pediatr. 2008;4:36

4. González de Dios J, Perdikidis Olivieri L. En recién nacidos con alto riesgo de atopia, la suplementación con prebióticos de la fórmula adaptada parece disminuir la aparición de dermatitis atópica. Evid Pediatr. 2007;3:11.

5. Castillo Laita JA, Torregrosa Bertet MJ y Grupo de Vías Respiratorias. Protocolo de Diagnóstico de Asma. El Pediatra de Atención Primaria y el diagnóstico de Asma. Protocolo del GVR (publicación P-GVR-1) [consultado dia/mes/año]. Disponible en:http://www.aepap.org/gvr/protocolos.htm

6. Gema 2009. Guía española para el manejo del asma. Disponible en http://www.gemasma.com

7. Global strategy for the diagnosis and Management of asthma in children 5 years and younger. Available at http://www.ginasthma.org

8. Martín Mateos MA, Enrubia M, Vallés A. Document de consenso sobre el diagnòstic i tractament de l’asma en el nen menor de 3 anys. Maig de 2008. Disponible a: http://www.hsjdbcn.org/portal/ca/web/vincles

9. Nancy E. Lange, Sheryl L. Rifas-Shiman, Carlos A. Camargo Jr., Diane R. Gold, Matthew W. Gillman, and Augusto A. Litonjua, Maternal dietary pattern during pregnancy is not associated with recurrent wheeze in children. J Allergy Clin Immunol. 2010 August ; 126(2): 250–255.e4.

10. Chatzi L, Apostolaki G, Bibakis I, Skypala I, Bibaki-Liakou V, Tzanakis N, Kogevinas M, Cullinan P. Protective effect of fruits, vegetables and the Mediterranean diet on asthma and allergies among children in Crete. Thorax 2007;62:677–683

11. Chatzi l, Torrent M, Romieu I, García –Esteban R, Ferrer C, Vioque J, Kogevinas M, Sunyer J. Diet, wheeze, and atopy in school children in Menorca, Spain. Pediatr allergy Immunol 2007, Sep; 18(6): 480-5.