Lista de artículos con la etiqueta ‘bronquiolitis’

¿Se puede prevenir la bronquiolitis?

Publicado el 22 de Julio del 2014 en Consultas

Consulta:

Hola, mi bebé a los 5 meses le dio bronquiolitis, ahora tiene 13 meses y le repitió bronquiolitis aguda. ¿Cuáles son los cuidados para que mi hija no  vuelva a recaer con esto?

Respuesta:

La bronquiolitis es una enfermedad del aparato respiratorio que produce una obstrucción, inflamación y acumulación de moco en las vías más pequeñas de los pulmones, cerrándolas y dificultando la respiración. Esta enfermedad afecta a niños menores de dos años, especialmente a los que tienen menos de seis meses. A veces ocurre, sobre todo en los niños que tienen cierta predisposición, que los síntomas de la bronquiolitis aparecen después de cada proceso catarral. En realidad lo que sucede es que los bronquios y bronquiolos que se dañaron durante el primer episodio de bronquiolitis se hacen “hiperreactivos” o muy sensibles de forma que, en presencia de un nuevo catarro, reaccionan contrayéndose y provocando de nuevo una obstrucción al paso del aire.

La mayoría de los casos de bronquiolitis no se pueden prevenir con facilidad porque parte del problema es que sus bronquios responden de forma exagerada y porque, además, los virus causantes de esta enfermedad son frecuentes en el medio ambiente que nos rodea. Sin embargo, sí existen una serie de consejos que pueden ayudar a prevenir nuevos episodios de bronquiolitis en nuestros pequeños. Los agentes infecciosos que producen las bronquitis (virus, bacterias) se pueden contagiar entre las personas cuando tosen o a través de las manos que antes han estado en contacto con  la boca, nariz, ojos o con las secreciones respiratorias de una persona que padezca la enfermedad. Por ello puede servir de ayuda el lavado cuidadoso de las manos, sobre todo de las personas que cuidan del niño. Además, también pueden ser útiles algunas medidas generales recomendadas para evitar las bronquitis en niños mayores como son el mantenerse alejado del humo del tabaco, que es perjudicial porque aumenta la sensibilidad de las vías respiratorias, o asegurar en los niños un descanso suficiente y una alimentación saludable que ayude a nuestros pequeños a estar sanos y defenderse mejor de las infecciones.

No obstante, para su tranquilidad le recordamos que esta hiperreactividad bronquial suele desaparecer antes de que el niño/a cumpla los 2-4 años.

Si quiere más información sobre la bronquiolitis (cuáles son sus síntomas, cómo se diagnostica o cómo se trata) puede acceder al siguiente enlace:

http://www.parapadresymadres.com/bronquiolitis

Bronquiolitis

Publicado el 14 de Marzo del 2014 en Consultas

Consulta:

Mi niño tiene 3 años. Nació con 7 meses, tiene alergia y bronquiolitis moderada. Vivo en una ciudad marítima y el pediatra me ha dicho que debo mudarme porque la humedad es elevada y eso hará que mi hijo nunca mejore ¿Es así? ¿Es fundamental el tema de la humedad?

Respuesta:

Nos refiere usted que su hijo tiene bronquiolitis moderada, pero la bronquiolitis es una enfermedad aguda , de origen vírico, que produce obstrucción de la pequeña vía aérea (bronquiolo) que cursa con dificultad respiratoria, sibilancias (pitos) y más o menos aumento del trabajo para respirar ,y que se da en niños menores de 2 años ,con un pico entre los 2 y los 6 meses, es decir que es un cuadro que tiene una duración limitada, no se padece de bronquiolitis. Eso si, si la tuvo de lactante, hasta un 50% de los niños tendrá episodios de sibilancias recurrentes o bronquitis en los meses o años posteriores.

Por otro lado nos habla de que tiene alergia pero no nos especifíca a qué y si está comprobado analíticamente y con pruebas cutáneas. La humedad en si no causa asma o alergia, cuando coloquialmente se habla de alergia a la humedad se refieren a alergia a los hongos, ya que estos crecen en ambientes húmedos, en las casas próximas a la costa, ríos y lagos y en casas con humedades en cocinas, baños, trasteros, sótanos o almacenes. En todo caso, siempre es importante en caso de asma y alergias reducir en lo posible la exposición del paciente a los factores de riesgo, como puede ser evitar el tabaquismo pasivo, lugares con mucha contaminación ambiental, intentar que no se acatarre, y en el caso de alergia a los hongos, evitar ambientes húmedos, ventilar bien, sobre todo las habitaciones húmedas o cerradas, eliminar manchas de humedad, no usar humidificadores y limpiar periódicamente los filtros del aire acondicionado.

Al no conocer todos los datos no puedo pronunciarme sobre algo tan drástico como recomendar a una familia que se mude, en principio lo más recomendable sería controlar los posibles factores de riesgo, completar el estudio de su patología y ver su evolución.

Respiración

Publicado el 11 de Febrero del 2014 en Consultas

Consulta:

Hace aproximadamente un mes un día mi bebé fue internado debido a una bronquiolitis, se llenó de flemas y respiraba poco duró parte del dia 29 internado y hasta el día 1ero de enero; desde entonces tiene una respiración extraña lo estuvimos nebulizando por 6 dias ya solo le dieron unas vitaminas sulfato ferroso y vitaminas A,C Y D le toco cita la siguiente semana después de su alta y lo vieron bien pero a las pediatras no les gustó la respiración y le mandaron hacer un electrocardiograma. Mi bebé acaba de cumplir 3 meses quisiera yo saber qué tanto pueden detectarle a mi niño con ese estudio.

Respuesta:

El hecho de que después de la bronquiolitis usted le notara la respiración rara y luego a las pediatras tampoco les gustara nos hace pensar que, efectivamente la niña respiraba mal o de una manera no habitual. Es posible que la decisión de hacerle un ECG fuera debida a la sospecha de una cardiopatía congénita o una arrítmia o una insuficiencia cardíaca por la bronquiolitis.. A veces, las cardiopatías congénitas no graves o no muy complejas, no se diagnostican en el momento del nacimiento, no solo por error, sino porque no son bien detectables. Como consecuencia de un episodio grave como la bronquiolitis de su bebé, se detecta el soplo o bien hay una descompensación con insufiencia cardíaca. El ECG será solo parcialmente útil en este caso. Es probable que le hagan un Ecocardiograma que proporciona mucha más información sobre la morfología del corazón y su funcionamiento.

Sin embargo, no contamos con los medios de un consultorio médico para poder responder de una manera adecuada a lo que usted pregunta, ya que no hemos visitado a su hija ni examinado el expediente médico. Un consultorio de nuestras características no sustituye la visita del médico. Piense que con su información andamos elucubrando, jugando a las adivinanzas, lo cual nos lleva a sugerirle que lo mejor es tener confianza en los especialistas que visitan a su hija. No le importe preguntar, ellos le dirán todo lo que desea saber. A veces no preguntamos porque nos da miedo, o por timidez, o porque pensamos que importunamos, pero no es bueno. Fíjese ahora mismo, lo que le acabamos de decir más arriba. ¿Verdad que resulta alarmante? Y si luego era una tontería, ¡menudo susto! Estas consultas no deberían nunca substituir el diálogo con el pediatra.

Niña con bronquiolitis

Publicado el 4 de Julio del 2013 en Consultas

Consulta:

Hola, tengo a mi hija con un cuadro de bronquiolitis y quisiera saber cómo me doy cuenta si está hiperventilando ya que por las noches se ahoga mucho y ya le indicaron que deje el salbutamol.

Respuesta:

La bronquiolitis es una infección producida por virus que afecta a las vías respiratorias más pequeñas en niños menores de 24 meses y que produce un cuadro de dificultad respiratoria en lactantes.
La hiperventilación, que es por lo que usted pregunta, es cuando usted nota que el niño respira más rápido, de forma superficial y habitualmente se le hunden las costillas al inspirar.
En la bronquiolitis predomina la inflamación y el edema de las vías respiratorias bajas más que el broncoespasmo o contracción de los músculos que rodean los bronquios.
El tratamiento de la bronquiolitis leve o moderada es :
- Colocar al niño en posición semiincorporada (30º).
- Una correcta hidratación (dar líquidos en pequeñas y frecuentes tomas).
- Los broncodilatadores como el salbutamol en aerosol no parecen muy eficaces, por lo explicado anteriormente, aunque en algunos casos puede mejorar la clínica, por lo que se administra y si no responde a las 2 primeras dosis, se suspende.
- También se usan los corticoides orales y en aerosol (budesonida) pero tampoco hay evidencias clínicas de que sean beneficiosos.
Cuando el niño no mejora, el tratamiento debe hacerse en el hospital con administración de oxígeno y aerosoles de adrenalina.

Bronquiolitis

Publicado el 30 de Octubre del 2012 en Consultas

Consulta:

Tengo un sobrino de 6 meses la mama por error lo nebuliso solo con salbutamol sin solución. Queríaa saber qué consecuencias puede tener.

Respuesta:

Imaginamos que tiene un aparato para nebulizar en casa. Seguro que lo debe necesitar, pues son incómodos, se necesita higiene estricta, y se tarda en prepararlos y ponerlos en marcha. Puede haber errores en la administración del medicamento. En general, estos aparatos se indican en niños que no pueden utilizar los inhaladores con cámara y mascarilla, por falta de colaboración, llanto intenso, tos continua. Incluso en nuestro medio, en urgencias les administran los broncodilatadores con cámara y/o mascarilla. Si el niño está muy apurado, se utiliza el nebulizador.

Es probable que no le haya pasado nada la niño, si le ha administrado solo el medicamento, sin la solución. Si le ha puesto la dosificación correcta, le habrá llegado más de golpe, puesto que tan poca cantidad, habrá tardado poco en ser nebulizada. En realidad, en la nebulización, solo llega a las vías respiratorias, una cantidad variable pero no suele pasar de la cuarta parte. El resto, se queda en las paredes del artilugio y la otra parte, se absorbe a través de la mucosa bucal. Aquí quizá esté la posibilidad de producir efectos tóxicos indeseables. En el caso de los broncodilatadores y corticoides, dichos efectos son momentáneos, no acumulativos y por lo tanto, transitorios, sin consecuencias a largo plazo. Si se trataba de un broncodilatador, podría haber tenido temblores, nerviosismo, agitación, irritabilidad, y palpitaciones e incluso convulsiones, en caso de sobredosificación.

Bronquitis vs Reflujo grado IV Diagnosticado

Publicado el 25 de Octubre del 2012 en Consultas

Mi hijo de 1 año ha ingresado 3 veces en periodo de c/3 meses a hospitalizacion. Desde los 20 días de nacido le fue diagnosticado reflujo grado IV desde ahi su leche es hidrolizada no tuvo sino 1 mes lactancia materna y en sus 7 meses empezó con nuevas recaidas, estas acompañadas de episodios diagnosticados de bronquiolitis.En su ultima hospitalización, le indicaron sintisone por 7 dias, singulair por 6 meses, inhalador por aerocamara de pulmolet pediátrico manaña y noche por 3 meses, y adicionalmente mantiene tto para su reflujo, tilium, nexium, maalox.Sus pruebas de alergia alimenticia dieron negativas todas, aunq referente a esto me pregunto qué tan certero es este resultado si el venia teniendo durante los ultimos 3 meses constante tomas de antialérgicos. En la prueba de multipex salió positivo del virus epteins var. Con todo el cuadro médico antes mencionado,que opina uds de los ttos indicados y las pruebas realizadas? los ttos prolongados serian contrai ndicados para mi hijo de apenas 1 año.De antemano, Gracias por las dudas aclaradas.

El caso de su hijo es complejo o lo han hecho complejo para usted y el niño. En primer lugar, comentar que la mayoría de niños están sin síntomas de la Enfermedad por Reflujo gastroesofágico al cumplir el año de vida. En casi el 90% , han resuelto  la enfermedad alrededor de los dos años. Ya es un motivo para estar optimista. A pesar de tener un reflujo grado IV (desconozcemos pruebas diagnósticas realizadas), no nos dice el porqué de que tome una leche hidrolizada, cuya indicación es la alergia o la intolerancia a las proteínas de la leche de vaca (enterocolitis). Si las regurgitaciones son muy frecuentes, molestas o el niño no gana peso, lo primero a intentar es disminuir el volumen de las tomas, haciéndolas más frecuentes y así se disminuye  el volumen ocupado en el estómago (imaginemos un globo con la boca que se distiende, si aumentamos el volumen, la boca del globo se abre más), y añadir espesantes como la harina de algarroba o el arroz. Si efectivamente está demostrado que hay una irritación del esófago, se aconsejan los antihistamínicos H2 (por ejemplo, ranitidina) y el omeprazol (Nexium que Vd cita). Los antiácidos usados de manera crónica no están aconsejados. Los estimulantes del vaciado gástrico pueden tener efectos secundarios con frecuencia y no se suelen utilizar en la actualidad. Desconocemos el tipo de antialérgicos que le han dado a su hijo. Si son para la alergia H1, no se utilizan para la prevención del asma. Es probable que le hayan dado los H2, que si bien son antihistamínicos, tienen más efecto en el aparato digestivo. Se aconseja retirarlos antes de realizar pruebas de alergia. Hay alguna sección en nuestra página, que habla sobre alergia alimentaria. Es muy probable que, por los síntomas que nos refiere, su hijo no la tenga.

El reflujo gastroesofágico, efectivamente, puede empeorar  el asma y dificultar su tratamiento. No es la causa del asma pero sí desencadena sibilantes. La dieta por sí sola, no mejora este aspecto. Quizá lo mejor es el omeprazol, como tratamiento más eficaz del reflujo. No obstante, no hay ningún tratamiento médico que mejore al niño más que el tiempo que va pasando en el que se produce la mejoría espontánea.

Su hijo además, parece que ha tenido la mala suerte de padecer una bronquiolitis en los primeros meses de vida, lo que le ha hecho más propenso a padecer bronquitis en lo sucesivo. Pero por ésto tampoco se tiene que angustiar por el futuro de su hijo, ya que si no hay antecedentes de asma en la familia, ni dermatitis atópica, es posible que a partir de los 2-3 años, mejore extraotrdinariamente. En el tratamiento de las crisis de broncoespasmo, sibilantes, etc, se utiliza el salbutamol (no nos lo nombra entre los preparados comerciales que cita), y en caso necesario, pautas cortas de corticoides orales. En la prevención se utilizan los corticoides inhalados (pulmolet, por ejemplo, que nos nombra usted), solos o en asociación con antileucotrienios (Singulair). En otros artículos y respuestas a consultas de esta página, encontrará más información al respecto.

Finalmente, volver a incidir en que los dos padecimientos que tiene su hijo, son transitorios habitualmente. Si su hijo está contento, crece bien, hace actividades al aire libre, se alimenta con abundantes frutas, ensaladas y verduras, no se fuma en su entorno, es muy probable que está bien en un tiempo no lejano. Con un año que tiene, trate de ir disminuyendo el tratamiento antirreflujo, es una buena ocasión, para probar su respuesta.

Bronquitis

Publicado el 27 de Julio del 2012 en Consultas

Consulta:
Mi bebé con 2 meses tuvo una bronquiolitis, 2 meses estuvo con Ventolin y realizamos sesiones de fisioterapia respiratoria. Nuevamente ha tenido con 4 meses otro episodio de bronquitis. ¿El ventolín durante tanto tiempo crea algo para el corazón del bebé?

Ahora solo fueron 6 días de ventolin (DADA 4 HS), al tercer día de Ventolin le receta 2 dosis de 0,5ml de Estilsona gotas y ahora y de modo preventivo un puff diario de Budesonida 200 microgramos. Dice el pediatra que tiene inmadurez pulmonar y a la mínima tendrá sibilaciones. Hay efectos secundarios, con las corticoides, no sé donde depositar la salud de nuestros hijos, una se siente poco confiada a la hora de acudir a distintos médicos.

Respuesta:
La bronquitis es un conjunto de síntomas producidos por la inflamación del árbol bronquial o bronquios, que están formados por una serie de tubos huecos que llevan aire a los pulmones. La incidencia de bronquitis aguda es difícil de precisar debido a la ausencia de criterios diagnósticos claros y su difícil diferenciación del asma. La bronquitis aguda afecta con más frecuencia a niños menores de 2 años, y normalmente la diagnostica el médico en función de un interrogatorio y un examen físico. En algunas ocasiones, es posible que además sea necesaria la realización de pruebas para excluir otras posibles enfermedades. Normalmente, la bronquitis se resuelve por sí sola, aunque la tos podría durar varios días o semanas. Sin embargo se aconsejan una serie de medidas que pueden acelerar la recuperación y mejorar la sintomatología como son beber líquidos con frecuencia, hacer reposo o evitar cambios bruscos de temperatura. En algunos casos, y siempre bajo criterio médico, la bronquitis aguda puede necesitar medicamentos broncodilatadores (ventolín®). Estos medicamentos generalmente son administrados a través de inhaladores o nebulizadores para ayudar a relajar y abrir los conductos bronquiales y eliminar las mucosidades para que sea más fácil respirar. La mayoría de las personas que toman este medicamento no tienen ningún problema. Como todos los medicamentos, ventolin inhalador puede tener efectos adversos que pueden consistir en: temblor, cefalea, hiperactividad o el aumento de la frecuencia de los latidos cardiacos (1). Otros medicamentos que pueden ser necesarios son los corticoides, de forma ihnalada (budesonida) o por via oral (Estilsona®). Estos medicamentos disminuyen la inflamación de las vías aéreas. La necesidad de este u otro tipo de tratamiento con medicamentos será determinado por un profesional médico, basándose en los siguientes parámetros(2):

• la edad del niño, su estado general de salud y sus antecedentes médicos
• la gravedad de la enfermedad
• la tolerancia del niño a determinados medicamentos o terapias
• las expectativas para la evolución de la enfermedad
La elección de un tipo de tratamiento u otro depende de las características particulares del niño y de su enfermedad, por lo que es fundamental disponer del diagnóstico definitivo y de la valoración médica detenida de las condiciones particulares de los síntomas del niño. Un cordial saludo y gracias por la confianza depositada en nosotros,

Si Vd. ha leído con detenimiento las bases de nuestro consultorio, ‘Para padres y madres’ suscribe los principios del HONCode. Entre ellos, cabe destacar que ‘La información proporcionada en este sitio está dirigida a complementar, no a reemplazar la relación que existe entre un paciente o visitante y su médico actual’. Nuestro consultorio aborda los temas desde una óptica general que no implique o sustituya la visita al médico. La consulta que Vd. ha realizado necesita un diagnóstico específico que supone una visita personalizada. Es su médico quien debe seguir todo el proceso.

Bibliografía
1. La Bronquitis Aguda. University of Virginia 2004.
Available from: URL: http://www.healthsystem.virginia.edu/uvahealth/peds_respire_sp/bronchit.cfm
2.http://www.infopaciente.com/prospecto_medicamento.asp?id=56&Ventolin_%AE_Inhalador%22%3EVentolin%20%AE%20Inhalador

Consulta medicamento tos

Publicado el 1 de Junio del 2012 en Consultas

Consulta
Mi bebé, antes del mes de nacida, padeció de broncolitis, mi hermano llegó a visitarnos pero llegó muy enfermo de los bronquios; estuvo una semana con nosotros cuando se fue mi bebé se puso mal. Su pediatra le mando nebulizaciones con ventolín y el celestone vía oral. Después de eso mi bebé no se volvió a enfermar hasta ahora, que mi mamá que la cuida le dio bronquitis. Mi bebé tiene ahora 6 meses y solo presentó un poco de tos con flemas, los tosidos eran ocasionales. Nunca tuvo una crisis de tos en las madrugadas o en la mañana para esta tos el pediatra le volví a mandar el ventolín por dos dias y el celestone por 7. Terminando el tratamiento la llevé de nuevo porque de repente tosía dos o tres veces en todo el día. En la consulta la chequeó y le midió en nivel de oxigenacion y me dijo que estaba muy bien pero como vivimos en un lugar muy húmedo le envio el “montelukast” en sobrecito por un mes por las noches, para prevenir alergias. ¿Está bien que mi bebé tome este medicamento?

Respuesta
En las bases de nuestro consultorio, ‘Para padres y madres’ suscribe los principios del HONCode. Entre ellos, cabe destacar que ‘La información proporcionada en este sitio está dirigida a complementar, no a reemplazar la relación que existe entre el paciente y su médico.
Nuestro consultorio aborda los temas desde una óptica general que no implica la visita médica ni la sustituye. La consulta que Vd. ha realizado necesita un diagnóstico específico que supone una visita personalizada. Es su médico quien está siguiendo todo el proceso y quien tiene más probabilidades de llegar a un diagnóstico más preciso y a un tratamiento más acertado. En los datos que aporta no encuentro motivos para iniciar un tratamiento con montelukast, pero supongo que no tengo la suficiente información, ya que son claves los datos exploratorios y la evolución de los distintos procesos que ha sufrido su hijo, y que su médico ha ido abordando y tratando. Siento no poder concretarle más.

Bronquiolitis en lactante

Publicado el 12 de Abril del 2012 en Consultas

Consulta:

Mi hijo con 1 mes y 23 días. Hago una visita a su pediatra porque le encontraba con mucha mucosidad; al día siguiente al encontrarlo peor el pediatra me lo diagnostica con bronquiolitis; al ver cómo le costaba tanto respirar, opto por no hacer el tratamiento en casa y vamos al Hosp. Sant Joan de Déu. El diagnóstico el mismo deciden ingreso la exploración afebril FC150LPM FR68RPM SATHB94% antígeno de vrs en secreciones nasofaríngeas negativo, tratamiento en domicilio: salbutamol pulsos 100Mgg 2 pulsos cada 6h, lavados nasales.

He seguido las indicaciones del hospital y del pediatra; ahora hay muchos mocos en la nariz y anteriormente no ahora sí (después de 1 semana desde el ingreso) le estoy sacando cada 2 o 3 hs con solución y aspirador: ¿se volverá asmático o crónico con la bronquitis? Cuando se notara mejoría en el pecho hay pitidos o sibilaciones (cebolla en casa, nebulizaciones con solución y humidificador, no sé qué más inventar para ayudarlo o tal vez es demasiado, lo que veo por momentos algo mejor (que le cuesta menos respirar) pero hay recaída, su futuro será con inhaladores o asmático, bronquitis repetitivas.

Respuesta:

Lo que nos explica es un cuadro tipico de bronquiolitis del lactante. Sentimos decirle que, a pesar de que nos aporta muchos detalles del proceso que está padeciendo su hijo, mediante este sistema de preguntas a través de la web no podemos aportar más al tratamiento, ya que este espacio NO PUEDE SUSTITUIR A LA CONSULTA MÉDICA. Los datos de la entrevista detallada y la exploración, junto con las pruebas complementarias, son insustituibles para poder establecer un diagnóstico acertado y el tratamiento más oportuno al caso. Siempre puede consultar el tema de nuestra web de “bronquiolitis“, donde se explica de una forma general y sencilla esta enfermedad.

Por otra parte, decirle que es verdad que el padecer bronquiolitis de bebé le hace estar más predispuesto a padecer asma de máyor, pero sólo uno de cada cuatro niños en su misma situación lo desarrollará.

También es frecuente, que en los niños que han padecido bronquiolitis se puedan padecer síntomas similares durante los procesos catarrales. En el apartado de “perspectivas” del tema al que le hacemos referencia explicamos porqué.

Esperamos le sirva de ayuda nuestra respuesta y le agradecemos su participación.

0 votes, average: 0.00 out of 50 votes, average: 0.00 out of 50 votes, average: 0.00 out of 50 votes, average: 0.00 out of 50 votes, average: 0.00 out of 5 (0 votos, promedio: 0.00 de 5) Loading ... Loading ...
Para votar debes registrarte en “Para padres y madres”. ¡Regístrate!

¿Hay diferentes tipos de asma?

Publicado el 17 de Enero del 2012 en Artículos

asma

Foto: mandylamb.com

Actualmente hay muchos niños menores de 3 años que son diagnosticados de asma. Pero, ¿tienen todos la misma enfermedad, la misma manera de enfermar? ¿La tendrán para toda la vida? ¿Es siempre el asma una enfermedad crónica?

La palabra asma viene del griego y significa “resuello, jadeo”. Por extensión, se aplica a unos síntomas respiratorios que son los roncus y las sibilancias (en lenguaje común, los llamamos “pitos”). Se acompañan de tos y dificultad respiratoria de intensidad variable, según la gravedad. Cuando un niño menor de 3 años ha tenido tos y sibilancias en 3 o más ocasiones decimos que tiene asma. Esto significa que, sea cual sea la causa que haya producido estos síntomas, diremos que el niño tiene asma y es, por lo tanto, un concepto clínico, un conjunto de síntomas, no una enfermedad en sí misma. Habitualmente, si ha aparecido en los primeros meses de vida, lo denominamos “asma del lactante”.

También hay que aclarar que el asma no es un “resfriado mal curado”; que un niño no “se vuelve asmático” porque tenga muchas bronquitis de pequeño. La mayoría de niños menores de 3 años con sibilancias, no serán asmáticos en el futuro.

El asma es una enfermedad heterogénea que se expresa de diferentes maneras. A estas maneras de expresarse, las llamamos fenotipos asmáticos. Se han propuesto tres fenotipos de niños con sibilancias. Estos tres tipos no son excluyentes entre sí y habitualmente se pueden solapar. La anamnesis (preguntas que hace el pediatra para indagar sobre los antecedentes personales, familiares, síntomas que presenta el niño, etc.) y la exploración del niño determinan una orientación clínica bastante segura antes de hacer cualquier estudio complementario:

1. Niños con sibilancias precoces transitorias: Son niños que presentan sibilancias muy pronto,  incluso antes de ir a la guardería, y muchas veces sin tener resfriado. No tienen antecedentes familiares de asma o alergia, ni dermatitis atópica (piel seca, picor y eccema). Son en su mayoría hijos de madres fumadoras durante el embarazo. Otros factores de riesgo asociados son el sexo masculino, la prematuridad, la convivencia con hermanos mayores y la asistencia a guardería. Ya tienen una función pulmonar alterada antes de presentar el primer episodio de sibilancias. Sin embargo, éstas desaparecen habitualmente a los 3 años o antes y las pruebas funcionales en la adolescencia son normales. El pronóstico de estos niños a largo plazo no parece tan bueno, puesto que tienen más tendencia a hacerse fumadores y más riesgo de presentar enfermedad pulmonar crónica por el tabaquismo que los hijos de madres no fumadoras. Representan el 60% de niños con “pitos” antes de los 3 años. La situación y el pronóstico empeoran si los padres continúan fumando.

2. Niños con sibilancias persistentes no atópicas: Representan el 20% de los niños menores de 3 años con sibilancias Estos niños presentan bronquitis con, sibilancias habitualmente desencadenadas por infecciones víricas. La primera suele ser una bronquiolitis por virus respiratorio sincitial o algún otro como el rinovirus. Después, a cada resfriado que presentan pueden tener una bronquitis. No es una regla constante, pero es muy frecuente. Habitualmente, presentan las sibilancias durante los primeros 2-3 años de vida, pero algunos siguen teniendo después de esta edad. La mayoría de niños se “curan” en la adolescencia. Antes se decía que tenían “asma intrínseca”.

asma alérgica

Foto: webmd.com

3. Niños con sibilancias persistentes atópicas: Estos niños, las presentan  por una alteración de la respuesta inmune frente a determinados alérgenos (sensibilización atópica). Son los que tienen “Asma alérgica” y representan el 20% restante. Suelen estar sensibilizados precozmente a alérgenos alimentarios (proteínas de leche de vaca, huevo, frutos secos), y otros neumo-alérgenos (alérgenos inhalados). A los 6-10 años tienen una función pulmonar disminuida (en la espirometría) y niveles altos de la inmunoglobulina IgE. Puede ser un factor de riesgo para desarrollar la enfermedad más grave y persistente en la adolescencia y también de adulto. El pronóstico es mejor en los niños con asma alérgica que manifiestan las sibilancias después de los 3 años y durante la etapa escolar.

Estos tres tipos de manifestaciones se pueden combinar, como decía antes: un niño puede tener dermatitis atópica y, a la vez, madre fumadora, o sufrir bronquiolitis en los primeros meses de vida, y así con varias circunstancias y combinaciones posibles. Todo esto dificulta la distinción del tipo de asma que sufre el niño y, por lo tanto, la adopción de medidas, tanto desde el punto de vista del diagnóstico como del tratamiento. Todavía resulta más difícil para el pediatra avanzar un pronóstico de la enfermedad.

Tampoco se dispone todavía de marcadores genéticos, pero sí que existe un consenso para determinar la probabilidad o riesgo de sufrir asma en un futuro. Así, la probabilidad más alta está relacionada con la existencia de asma en uno de los padres y con que el niño sufra dermatitis atópica. También hay que sospechar un asma alérgica en el niño con episodios repetidos de sibilancias sin resfriado, cuya madre no es fumadora. En estos casos, el pediatra puede pedir una analítica de sangre para confirmar si hay aumento de IgE, eosinofilia, o sensibilización a neumo-alérgenos o alérgenos alimentarios. En la Atención Primaria se dispone de estas técnicas que nos sirven a los pediatras para orientar el diagnóstico, pero no para confirmarlo. Lo que hacemos habitualmente es una derivación al especialista hospitalario para completar el estudio diagnóstico. Hay que tener en cuenta, que la negatividad de las pruebas no descarta la presencia de asma alérgica, sobre todo si hay antecedentes de asma en los padres y el niño tiene dermatitis atópica. Habrá que hacer un seguimiento del niño, puesto que es probable que en un futuro (entre los 6 y 10 años), se hagan positivas las pruebas y, si está indicado, existe tratamiento hiposensibilizante. Con un diagnóstico y tratamiento precoz, muchos niños asmáticos serán asintomáticos en la edad adulta. Por el contrario, la aparición precoz y la mayor frecuencia y gravedad de las crisis están relacionadas con la persistencia de asma en el adulto.

¿Y mientras tanto?

Podemos prevenir evitando factores predisponentes o desencadenantes:

- Fumar durante el embarazo.
- Exposición al tabaco y la polución.
- Bronquiolitis. No hay evidencia de que predispongan al asma alérgica si no hay predisposición genética, pero sí que aumentan la sensibilización. También está comprobado que en los niños alérgicos, las bronquitis de origen vírico son más intensas y de más duración que en los niños no atópicos. Esta “hiperactividad bronquial” persiste incluso después de haber tratado el asma y que estemos ante un niño “asintomático”. Un niño de 4 meses que tiene que ir a la guardería en noviembre, que ha manifestado dermatitis atópica los primeros meses y con antecedentes familiares de asma, es de sentido común que tiene probabilidades de sufrir bronquitis con sibilancias desde muy temprano y sería razonable tratar de atrasar unos meses la guardería.
- Antibióticos. Pueden avanzar la sensibilización y no son útiles en las crisis de asma. Los niños con bronquitis repetidas suelen estar hipertratados con antibióticos.
- Estrés materno y en el ambiente familiar.

No hay evidencia de que evitar el resto de factores disminuya la posibilidad de sufrir asma en el futuro. En los niños con dermatitis atópica, la leche parcialmente hidrolizada puede disminuir los brotes de eccema en los primeros meses, pero no influye en la evolución posterior de la alergia ni del asma. Solamente mejora la dermatitis si hay una alergia a las proteínas de la leche de vaca. Por lo tanto, no hay que retirar determinados alimentos ni de la madre ni del niño, ni evitar los posibles alérgenos. Incluso se ha demostrado un cierto efecto protector en caso de tener mascotas en casa antes de nacer el niño. Sí que hay una mejora si se evitan durante el tratamiento, una vez desencadenado el asma y demostrada la sensibilización al alérgeno.

Frutas y verduras

Foto: Stefano Chiarelli (vía Flickr)

Se habla mucho del beneficio que supone añadir a la leche prebióticos y probióticos. Parece ser que mejoran la dermatitis atópica. Actualmente se está estudiando la influencia de la dieta mediterránea en el desarrollo del asma, rinitis alérgica y dermatitis atópica. No hay resultados concluyentes. Sí que se piensa que es debido a la presencia de alimentos con alto contenido en antioxidantes y a la presencia de los ácidos grasos de cadena larga y los omega 3 y 6 en algunos alimentos de la dieta mediterránea (tomates, uvas, nueces, manzanas, algunas verduras).

Tratamiento preventivo:
En caso de que se ponga un tratamiento, es necesario que sea el mínimo posible para controlar los síntomas y no producir efectos secundarios.

Si el niño sufre menos de 4 – 5 episodios leves al año, no hay que poner tratamiento preventivo. Solamente se tratan las crisis.

En niños menores de 4 años, está muy discutida la utilidad de los corticoides inhalados versus la de los antileucotrienos para prevenir los ataques de asma. Según los estudios que se revisen los resultados son diferentes. Es posible que influyan intereses económicos por parte de la administración y por parte de los laboratorios. Lo que está claro es que ninguno de ellos modifican la evolución de la enfermedad. Solamente disminuyen las bronquitis de repetición. Puede ser que las sibilancias de repetición inducidas por virus sean más agradecidas a los antileucotrienos. La mayor parte de guías clínicas recomiendan en primer lugar el uso de corticoides inhalados.

La evidencia más positiva:

El asma es una de las enfermedades más estudiadas. Su diagnóstico y tratamiento están tan consensuados y son tan universales que cualquier pediatra está al día de la mayoría de avances en este tema. Seguro que sabrá orientar el caso de cada niño y adoptar las medidas adecuadas.

Tratamiento Asma

Foto: webmd.com

Aunque las bronquitis, las sibilancias, los tratamientos con cámaras de inhalación, los corticoides orales o inhalados, las idas y venidas a urgencias asusten, preocupen y angustien a los padres, es muy probable que la mayoría de los niños mejoren después de los 3 años. Para el resto, hay tratamiento.

La dieta mediterránea, por su variedad, equilibrio y riqueza en antioxidantes, mucha vida al aire libre, lejos de la contaminación y sin tabaco alrededor, son medios de prevención al alcance de todos.

Bibliografía:

1. Alba Moreno F., Buñuel Alvarez C., Fos Escrivà E., Moreno Galdó A., Oms Arias M., Puig Congost M., Ridao Redondo M., Sanz Borrell L. Asma Infantil [En linia] Barcelona: Institut Català de la Salut, 2008. Guies de pràctica clínica i material docent, núm. 13 [URL disponible en: http://www.gencat.net/ics/professionals/guies/asma_infantil.htm]

2. Perdikidi Olivieri L. Metaanálisis de la evidencia a favor de la fórmula parcialmente hidrolizada, con un 100% de seroproteínas, para la prevención de enfermedades alérgicas. Evid Pediatr. 2011;7:20. Traducción autorizada de: Centre for Reviews and Dissemination (CRD). Meta-analysis of the evidence for a partially hydrolyzed 100% whey formula for the prevention of allergic diseases. Database of Abstracts of Review of Effects web site (DARE) [en línea] [fecha de actualización: 2011; fecha de consulta: 2011]. Disponible en: http://www.crd.york.ac.uk/CRDWeb/ShowRecord.asp?ID=12010001178.

3. Puebla Molina SF, Aparicio Sánchez JL. El retraso de la introducción de alimentos sólidos en la dieta del lactante no parece proteger de un posterior desarrollo de asma, rinitis alérgica y sensibilización a neumoalergenos y alimentos. Evid Pediatr. 2008;4:36

4. González de Dios J, Perdikidis Olivieri L. En recién nacidos con alto riesgo de atopia, la suplementación con prebióticos de la fórmula adaptada parece disminuir la aparición de dermatitis atópica. Evid Pediatr. 2007;3:11.

5. Castillo Laita JA, Torregrosa Bertet MJ y Grupo de Vías Respiratorias. Protocolo de Diagnóstico de Asma. El Pediatra de Atención Primaria y el diagnóstico de Asma. Protocolo del GVR (publicación P-GVR-1) [consultado dia/mes/año]. Disponible en:http://www.aepap.org/gvr/protocolos.htm

6. Gema 2009. Guía española para el manejo del asma. Disponible en http://www.gemasma.com

7. Global strategy for the diagnosis and Management of asthma in children 5 years and younger. Available at http://www.ginasthma.org

8. Martín Mateos MA, Enrubia M, Vallés A. Document de consenso sobre el diagnòstic i tractament de l’asma en el nen menor de 3 anys. Maig de 2008. Disponible a: http://www.hsjdbcn.org/portal/ca/web/vincles

9. Nancy E. Lange, Sheryl L. Rifas-Shiman, Carlos A. Camargo Jr., Diane R. Gold, Matthew W. Gillman, and Augusto A. Litonjua, Maternal dietary pattern during pregnancy is not associated with recurrent wheeze in children. J Allergy Clin Immunol. 2010 August ; 126(2): 250–255.e4.

10. Chatzi L, Apostolaki G, Bibakis I, Skypala I, Bibaki-Liakou V, Tzanakis N, Kogevinas M, Cullinan P. Protective effect of fruits, vegetables and the Mediterranean diet on asthma and allergies among children in Crete. Thorax 2007;62:677–683

11. Chatzi l, Torrent M, Romieu I, García –Esteban R, Ferrer C, Vioque J, Kogevinas M, Sunyer J. Diet, wheeze, and atopy in school children in Menorca, Spain. Pediatr allergy Immunol 2007, Sep; 18(6): 480-5.