Efectos secundarios inhaladores

Consulta:

Tengo una niña de 3 años y 5 meses. Cuando tenía casi 2 años hizo en un mes 4 bronquitis de repetición, incluso requirió 3 días de ingreso, pautando todas las veces que fuimos a urgencias Estilsona y salbutamol. Desde entonces, intentamos tratar la tos y los moquitos tan persistentes, mediante la homeopatía y el tratamiento que creía conveniente su pediatra, pero no acababa de hacer limpio. Decidimos ir a un neumólogo infantil en el Hospital de Nens de Barcelona y le prescribió un inhalador Seretide 25/50(2 pufs mañana y 2 pufs noche). Desde que lleva este tratamiento no ha hecho bronquitis, aunque sigue generando mucha mucosidad y con frecuencia tiene mucha tos,  los mocos no le bajan al pecho. Mi consulta es que si este tratamiento puede afectar a su crecimiento y desarrollo, o a su salud en general. Muchas gracias por vuestra atención y aprovecho para saludaros muy atentamente

Respuesta:

En primer lugar, siempre trato de tranquilizar a los padres respeto al problema de su hijo. Por lo que nos cuenta, ha tenido muchos episodios de bronquitis a partir de los dos años. ¿Cuándo inició la guardería?, porque puede ser que las bronquitis sean secundarias a procesos catarrales víricos. Habla mucho de moquitos y tos: ¿Ronca mucho por la noche, respira con la boca abierta? Si es así, ¿han considerado la posibilidad de que tenga hipertrofia adenoidea (carnots, vegetaciones)?. Pueden ser causa de mocos y tos permanente. A esta edad, es muy frecuente esta enfermedad. También causa exacerbaciones de bronquitis y asma. Por otra parte, esos mocos y tos, ¿le impiden comer y dormir, le interfieren mucho en su vida cotidiana?. Porque a veces, queremos que haya un remedio milagroso para que se vayan los mocos y los pediatras no lo tenemos todavía… Si la salud de su hijo no se resiente, a veces hay que acostumbrarse a verlo y oírlo con mocos…Hemos de decir, que no son los mocos los que bajan al pecho, sino la inflamación de las vías respiratorias que se extiende a las inferiores (tráquea y bronquios). Los moquitos de la nariz salen hacia fuera o resbalan por detrás por la pared posterior de la faringe y cuando llegan a la garganta, producen el reflejo de la tos y se arranca la mucosidad; lo que pasa es que no lo vemos, porque los niños no saben escupir y se tragan los mocos, pero no le bajan más allá de la faringe. Tampoco existe un medicamento que haga ascender los mocos para que se expulsen por la nariz. ¡Es una especie de leyenda urbana! La bronquitis se produce por hiperreactividad o porque la inflación desciende. Le aconsejo el artículo sobre los diferentes tipos de asma; en él hablo de la evolución y pronóstico en el niño pequeño. Puede ser que le tranquilice comprobar que, a no ser que tenga una constitución alérgica, es muy posible que cure espontáneamente.
Sin tener otros datos, con la información que nos proporciona Vd, podemos deducir que es posible que su hija no necesite actualmente tratamiento de base, puesto que no ha tenido más de 4-5 episodios al año. De todas formas, el hecho de precisar ingreso y de tener 4 episodios en un mes si que pudo hacer necesario un tratamiento de base cuando tenía dos años. Las Guías de Práctica clínica del Asma infantil, aconsejan el tratamiento escalonado: En el primer escalón se encuentran los corticoides inhalados a baja dosis, y en caso de no ser eficaces, se sustituyen por antileucotrienos. También se puede hacer al revés. Si fracasa este tratamiento en unas 6-8 semanas, se pasa al segundo escalón, en el que se sitúan los corticoides a dosis medias.
A su hija le han prescrito corticoides a dosis medias, asociados a broncodilatadores de larga duración. La verdad es que esta asociación, no se ha utilizado mucho hasta ahora en niños menores de 5 años. No hay suficientes estudios aún que la avalen y falta experiencia de uso en Atención Primaria. Los efectos secundarios, sin embargo, están más ligados al uso prolongado de los corticoides inhalados. No sabemos el peso de la niña, pero está tomando en total 200 mcg de fluticasona al día. A pesar de que la dosis de corticoide que puede absorber y pasar a la sangre, a través de la boca y vías respiratorias, es menor que en el caso de usar corticoides orales, no se aconseja el uso muy prolongado de los corticoides inhalados, sobre todo  por la posibilidad de producir osteopenia (falta de calcio en el hueso) u osteoporosis (afectación del hueso por la falta de calcio). En general, se aconsejan 3 meses y no se debería  pasar de 6 meses. De todas maneras, el neumólogo que la visita seguro que ya estará al tanto de estas cosas y le irá indicando los cambios que haya que hacer en el curso del tratamiento.

0 votes, average: 0.00 out of 50 votes, average: 0.00 out of 50 votes, average: 0.00 out of 50 votes, average: 0.00 out of 50 votes, average: 0.00 out of 5 (0 votos, promedio: 0.00 de 5) Loading ... Loading ...
Para votar debes registrarte en “Para padres y madres”. ¡Regístrate!

Comparte este contenido:
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • LinkedIn
  • Digg
  • Print
  • del.icio.us
  • email

Tags: , ,

Sobre Herminia Villena, médico. Especialista en Pediatría